La Delegación del Gobierno hace un llamamiento a la prudencia en la desescalada para evitar rebrotes

La Delegación del Gobierno hace un llamamiento a la prudencia en la desescalada para evitar rebrotes

"Un retroceso a fase 0 supondría volver a la situación inicial, al cierre de los comercios y la hostelería, al inicio del proceso, algo que tendría consecuencias nefastas para la situación económica de nuestra Comunidad"
|

El paso de Castilla y León a fase 1 ha supuesto un aumento de la movilidad personal y de las interacciones sociales, cuestiones que, a medida que se avance en el proceso de desescalada, continuarán aliviándose hasta llegar a la normalidad. Llegado este punto, el delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, insiste en la necesidad de no perderle el respeto al virus y no relajar nuestras actitudes en cuanto a las medidas de protección personal y distanciamiento social se refiere.


Hemos conocido en los últimos días la aparición de diferentes rebrotes en otras partes del territorio español como Lleida, Totana (Murcia), Cuenca o Ceuta. Estas situaciones, detectadas precozmente, han podido controlarse gracias al aislamiento de los nuevos contagiados, pero han supuesto un riesgo de retroceso en la desescalada de estas zonas. En ese sentido, Izquierdo recuerda que “la transición hacia la nueva normalidad no es un proceso lineal que nos lleva de la fase 0 a la fase 3, sino que puede retrocederse en los cambios de fase si la situación sanitaria empeora”.


“Estamos comenzando a recuperar poco a poco la actividad comercial que ha estado detenida durante el estado de alarma y un retroceso a fase 0 supondría volver a la situación inicial, al cierre de los comercios y la hostelería, al inicio del proceso, algo que tendría consecuencias nefastas para la situación económica de nuestra Comunidad, ya de por sí golpeada duramente durante esta pandemia, y sin duda, para toda la ciudadanía”.


El delegado resalta que el comportamiento social ha sido ejemplar durante esta dura etapa de confinamiento y que han sido pocos los ciudadanos que de forma irresponsable se han saltado las normas establecidas poniendo en riesgo la salud del resto de la población. Por eso, debemos “continuar con actitud preventiva y realizar un último esfuerzo para poder celebrar, lo antes posible, que la pandemia está controlada y centrar todas nuestras energías en la recuperación económica de la Comunidad”.

El delegado recuerda que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado siguen velando por el cumplimiento de las normas. “Han realizado una labor encomiable durante todo el estado de alarma, y nunca podremos agradecérselo lo suficiente”. Son, junto a los sanitarios y los trabajadores del sector primario, los héroes más visibles de este periodo de intenso sufrimiento en nuestro país, y no han escatimado esfuerzos en su afán por mantener la seguridad ciudadana y ayudar en el cumplimiento de las diferentes restricciones por las que hemos ido pasando, siempre pensando en el bien de todos los ciudadanos y ciudadanas.


 “Un rebrote y el consiguiente retroceso en las fases de la desescalada es algo que no podemos permitirnos estando tan cerca del final”, por eso “apelamos a la responsabilidad personal de todos para continuar por el buen camino y no poner en peligro la salud de todos y la normalidad que vamos recuperando”.