Salamanca es la provincia con más mortalidad por coronavirus de Castilla y León

Salamanca es la provincia con más mortalidad por coronavirus de Castilla y León

La gran mayoría son personas mayores de 80 años
|

La provincia de Salamanca, pese a ser la cuarta con mayor población de Castilla y León, ha sido la más afectada en números absolutos por el coronavirus. Según los datos que aporta la Junta de Castilla y León, los fallecidos en hospitales, residencias y en sus casas llegan a 657 en esta fecha, sumando unos 100 nuevos durante este mes en el que la situación ha estado más calmada.


De hecho, esta mortalidad es en 60 personas superior a la de León, otra de las más afectadas, o casi 100 a Valladolid, la provincia más poblada de Castilla y León. Las residencias y la afectación de personas mayores ha sido el gran problema de Salamanca, como se demuestra en las propias estadísticas, en las que se reflejan que más de 500 fallecidos tenían más de 80 años.


No en vano, los últimos fallecidos han hecho aumentar el porcentaje de estos que tenían más de esta edad. A 8 de mayo, cuando NOTICIAS CYL recordó a quién afectaba este virus, se reflejó que el 75,61% de los muertos tenían más de 80 años. Ahora este ha subido en casi un punto porcentual, al 75,61%. De hecho, han pasado de 428 a 503.


Sin embargo, pese a que han sido los más mayores los más perjudicados, por debajo de esta edad también ha habido fallecidos durante este mes. Si a ellos se les suma los mayores de 70 años, el total llega a casi 600 de los 657, un 91%. Así, entre 70 y 80 han sido 95 los fallecidos, ocho más desde la citada fecha.


Por debajo de estas cifras, apenas 59 personas han fallecido también, 40 entre los 60 y 70 años (7 más), 15 entre los 50 y 60 (3 más) y 4 entre los 40 y 50 (ninguno más). Por debajo de esta edad, en Salamanca no ha fallecido nadie por el coronavirus.


El porcentaje de fallecidos, además, ha subido en las franjas de edad más altas. No en vano en los hombres y mujeres mayores de 80 años ha pasado de 15 y 11% a 18 y 13%. En el resto se mantiene similar, con pequeñas variaciones tanto de ascenso como de descenso.