Vecinos de Santos-Pilarica se quejan porque no se ha recuperado la línea 33 y el Ayuntamiento dice que será próximamente

Vecinos de Santos-Pilarica se quejan porque no se ha recuperado la línea 33 y el Ayuntamiento dice que será próximamente

La Asociación Vecinal Santos Pilarica ha manifestado su enfado y desconcierto ante la "suspensión provisional" de la línea 33 que daba servicio al barrio hasta el estado de alarma, mientras el concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, ha explicado que el servicio volverá próximamente, cuando aumente la demanda de viajeros
|

La Asociación Vecinal Santos Pilarica ha manifestado su enfado y desconcierto ante la "suspensión provisional" de la línea 33 que daba servicio al barrio hasta el estado de alarma, mientras el concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, ha explicado que el servicio volverá próximamente, cuando aumente la demanda de viajeros.


Según ha informado la Asociación en un comunicado recogido por Europa Press, han contactado con el Ayuntamiento de Valladolid, a través del edil Luis Vélez, para conocer cuándo se pondrá en servicio la línea 33 que da servicio al barrio dado que "la totalidad de las líneas de AUVASA ya están regresando a la normalidad" --hay otras líneas suspendidas temporalmente como la 10, la 14 y la 16--.


El enfado de la organización vecinal procede de la publicación en los medios de comunicación en los últimos días de esa suspensión de servicio de la línea 33, ya que aseguran que el concejal no trasladó esa información.


En declaraciones a Europa Press, Luis Vélez ha explicado que esta línea, al igual que la 10, la 14 y la 16, se encuentran suspendidas actualmente pero sus servicios se recuperarán en las siguientes fases de desescalada, cuando aumente la demanda de viajeros.


La Asociación Vecinal considera que la baja demanda a la que hace referencia el Consistorio se debe a la "excesiva frecuencia que alcanza los 45 minutos de espera".


La agrupación vecinal solicita al Ayuntamiento de Valladolid una respuesta "rápida y concisa" en la que se explique si definitivamente ha decidido suspender la línea 33 o en su defecto conocer cuando se pondrá en funcionamiento, porque han defendido que los vecinos "necesitan una línea de autobús que los traslade al centro de la ciudad al igual que el resto de barrios de Valladolid que sí están comunicados por un transporte público viable".