Las Cámaras Municipales portuguesas piden la "urgente apertura parcial" de las fronteras con Castilla y León
El presidente de la Câmara Municipal de Miranda do Douro, Artur Nunes

Las Cámaras Municipales portuguesas piden la "urgente apertura parcial" de las fronteras con Castilla y León

Miranda do Douro y Mogadouro buscan crear un corredor para trabajadores transfronterizos y mercancías, primando siempre el interés sanitario y la conciación a un nuevo tiempo
|

Los presidentes de Cámaras Municiales de Trás-os-Montes, concretamente de Miranda do Douro, Mogadouro y Vimioso exigen al Gobierno -tanto de Portugal como de España- la apertura parcial de las fronteras con Castilla y León. Principalmente teniendo como premisas tres niveles, que enumera el presidente de Miranda do Douro, Artur Nunes, "el primero el sanitario, el segundo los trabajadores transfronterizos y el tercero, el tránsito de mercancías". "Es muy importante para la subsistencia de la población de ambos lados de la raya que se instalen esas medidas".


Nos referimos, concretamente, a los pasos que unen los territorios españoles y portugueses por Mogadouro/Fermoselle, Miranda do Douro/Torregamones, Vimioso (Três Marras)/Alcañices y A-4 en Bragança. Pasos que encuentran cerrados desde marzo, debido a la pandemia provocada por el coronavirus. En este momento, la única abierta a la circulación para trabajadores y mercancías es la de Quintanilha, que dista casi a 200 kilómetro de Mogadouro y casi a 100 de Miranda do Douro.


Se da el caso que existen trabajadores que hace cerca de tres meses que están, bien en casa o bien en su puesto de trabajo en España sin poder regresar a su casa, porque deben realizar cerca de 400 kms diarios en ambos sentidos.


Nunes es consciente de la situación de pandemia que aún está vigente, por ello asegura que, en la fase actual de desescalada, en ambos países, es "importante que se instalen estas medidas". Siendo "conscientes", además, que los habitantes de un lado y otro "deben cambiar el comportamiento de vida antes de llegar a la apertura total".


De otra parte, también se ha mostrado "satisfecho de la estrecha colaboración" entre administraciones implicadas en la gestión del territorio". Como también con las administraciones españolas más cercanas en una "auténtica cooperación transfronteriza". Es consciente Nunes de la "necesidad de la permeabilidad de las fronteras, porque la movilidad transfronteriza es transversal, que es, en resumen, lo que más enriquece a ambos territorios y lo que más valor genera".


Tal es así, asegura el presidente Artur Nunes, que "el cierre de fronteras entre España y Portugal pone en valor la importancia de la apertura de las mismas en la riqueza. El cierre vino a demostrar que para crear esa riqueza tiene que haber permeabilidad en las mismas".


Mogadouro y Bemposta/Fermoselle


Los muchos tranbajadores afectados del concejo de Mogadouro, sobre todo de Bemposta y Sendim, así como de las aldeas cercanas, asegura que "no pretendemos la apertura total de las fronteras, sino un corredor de trabajadores, con el pertinente control de personas y automóviles por las autoridades de los dos países".


El presidente de la Câmara de Mogadouro, Francisco Guimarães, asegura "no ver inconveniente en la apertura de la frontera de Bemposta, siempre que sea para el paso de trabajadores de ambos lados de la misma". Tal es así, aseguran a Noticiascyl desde la propia Câmara Municipal, el dirigente de Mogadouro ya había realizado esta petición al Gobierno de Portugal.


El alcalde de Fermoselle, José Pilo Vicente, asegura a los medios que ya había enviado una carta a la Subdelegación del Gobierno en Zamora solicitando "la apertura de la frontera de Bemposta/Fermoselle, dos veces al día, para el paso de los trabajadores transfronterizos".


El regidor fermosellano se fundamenta en los datos ofrecidos por Sanidad de la Junta de Castilla y León con respecto al coronavirus, indicando que "las cosas están mucho mejor".


Pilo también explica que existen enfermeras portuguesas que trabajan en los hogares y residencia de Fermoselle y que tienen que realizar este viaje de cerca de 400 kms entre ida y vuelta para estar con sus familias.


Según avanza la Lusa -agencia de información portuguesa-, el ministro de  Administração, Eduardo Cabrita, Interna admitió que las fronteras de "Montalegre (Vila Real) y de Barrancos (Beja) puedan reabrir, antes del 15 de junio, durante algunas horas para el paso de trabajadores entre Portugal y España".


Y ¿por qué Miranda do Douro y Bemposta no? He ahí el dilema que deben responder ambos gobiernos aunque, según van llegando las informaciones de ambos gobiernos, todo indica que la apertura total no tardará mucho durante el mes de junio. Pero, como asegura el presidente de Miranda do Douro, Artur Nunes, "nosotros pedimos ya la apertura parcial, hasta llegar a esa apertura total cuando llegue".