La financiación media firmada en Iberaval por las empresas que han recurrido a ella en el periodo COVID-19 asciende a 70.000 euros a devolver en cinco años
Exteriores de Iberaval

La financiación media firmada en Iberaval por las empresas que han recurrido a ella en el periodo COVID-19 asciende a 70.000 euros a devolver en cinco años

La sociedad de garantía ha aprobado en este periodo (desde el 16 de marzo) 1.847 operaciones por 166,5 millones de euros. Esto representa un 369% más de operaciones que hace un año
|

70.000 euros a devolver en cinco años. Ésta es la operación media firmada, a pymes, autónomos y emprendedores, porparte de Iberaval durante el denominado periodo COVID-19, es decir, a partir de la declaración del estado de alarma por el Gobierno de España, que se inició el 16 de marzo pasado, y hasta el pasado viernes.


Unos importes que, a juicio del presidente de la sociedad de garantía, César Pontvianne, “constituyen un balón de oxígeno para la inmensa mayoría de nuestros socios y nuevos asociados que han preferido recurrir a una financiación que no preveían hace un par de meses,ahora que es posible, atener problemas serios más adelante para la supervivencia de sus proyectos, cuando podría ser más complicado acceder al crédito”.


PERIODO COVID-19


En estasdiez primeras semanas de vigencia del estado de alarma -que se prolongará al menos hasta el 7 de junio-,Iberaval ha aprobado un total de1.847 operaciones por 166,5 millones de euros,lo que implica que su actividad de financiación a pymes, autónomos y emprendedores, se ha incrementado un369 por ciento con respecto al mismo periodo de 2019.


En esas mismas diez semanas del pasado ejercicio, se dio luz verde a 500 operaciones por 79,87 millones de euros.De esta manera,Iberaval ha multiplicado por más de tres su actividad financiadora durante este periodo COVID-19 y ha duplicado el importe aprobado.


SECTORES Y FINALIDAD DE LOS PRÉSTAMOS


Por sectores, los que más han recurrido a la SGR vuelven a serComercio, Servicios, Hostelería e Industria.

En concreto, el Comercio ha supuesto el 28,3 por ciento de las operaciones aprobadas, mientras que los Servicios han representado el 21,9 por ciento de las solicitudes que han tenido el visto bueno de la entidad.


El sector de la Hostelería y el Turismo, por su parte ha acumulado entre el 16 de marzo y el 8 de mayo el 18,3 por ciento de las tramitaciones aprobadas. Finalmente, la Industria ha acaparado el 16,8 por ciento.


En lo referido al destino de los préstamos aprobados, se ha mantenido el volumen de aquellos destinados a inyectar liquidez, en un 72 por ciento, mientras que el resto (28 por ciento) han sido parainversión uotraslíneas de avales.


APOYO DE LAS ADMINISTRACIONES


Durante el denominado periodo COVID-19, el respaldo de laJunta de Castilla y León, a través de varias líneas de bonificación de préstamos para hacer frente al impacto económico derivado de la crisis del COVID-19,impulsados desde el Instituto para la Competitividad Empresarial, en colaboración con Iberaval,ha resultado fundamental.


Dichas líneas, con carácter finalista para bonificar total o parcialmente operaciones de financiación, junto al resto de soluciones impulsadas desde la administración autonómica para abordar la actual crisis, han hecho posible la supervivencia de miles de pymes, autónomos y emprendedores.


El respaldo a Iberaval de la Consejería de Economía y Hacienda de Castilla y León se ha multiplicado por tres con respecto a 2019, y está dirigido fundamentalmente a la inyección de liquidez a las pymes, la transformación digital de las empresas, o el anticipo de subvenciones a la internacionalización, en este caso con el respaldo de la aseguradora Reale.


Iberaval y el ICE, igualmente, cuentan con dos Instrumentos Financieros cofinanciados con fondos FEDER, que facilitan fondos para abordar la I+D y el crecimiento empresarial en las pymes.


Por último,Iberavaltambién cuenta con el apoyo de la Compañía Española de Reafianzamiento (CERSA), dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo,que ha impulsado, con motivo de la crisis del COVID-19,una cobertura especial del 80 por ciento a las operaciones de garantía para la financiación de pequeñas y medianas empresas a plazos iguales o superiores a dos años.