CCOO y UGT saludan el pacto por la reconstrucción económica de Castilla y León pero con espacio para negociar en cada ámbito

CCOO y UGT saludan el pacto por la reconstrucción económica de Castilla y León pero con espacio para negociar en cada ámbito

|

Los secretarios generales de UGT y CCOO en Castilla y León, Faustino Temprano y Vicente Andrés, respectivamente, han saludado el avance, que supone la reunión de este viernes con todos los grupos parlamentarios, de las negociaciones políticas para llegar a un Pacto de reconstrucción económica y social de la Comunidad tras la crisis del coronavirus.


Los responsables sindicales se han reunido, o se reunirán, con los partidos políticos que van a participar en las conversaciones para explicar los asuntos que están sobre la mesa en el Diálogo Social, uno de los vértices de las negociaciones que son necesarias para reconstruir la Comunidad.


La tercera pata de esta iniciativa es un acuerdo con las entidades locales de Castilla y León que complete el Pacto de Reconstrucción anunciado por el presidente de la Junta de Castilla y León el pasado 24 de abril. Para los secretarios generales de CCOO y UGT en Castilla y León este proceso es correcto siempre y cuando haya espacio para la negociación en cada ámbito.


Recuerdan ambas organizaciones, a través de un comunicado recogido por Europa Press, que 2020 debería ser un año fundamental por las materias a tratar en el Diálogo Social ya que concluye una parte de los grandes acuerdos que han regido la política industrial y la lucha contra el desempleo en Castilla y León.


Los sindicatos UGT y CCOO aseguran estar preparados para negociar, con las nuevas variables que ha introducido la crisis del coronavirus, tanto el Plan de Competitividad e Innovación industrial como la Estrategia Integrada de Empleo, ya que ambos concluyen este año.


El objetivo prioritario, a su juicio, es definir un Plan de Choque contra el desempleo que limite los daños que va a provocar la Covid-19, especialmente a través de los ayuntamientos.


Apuntan que esta fórmula, que ya se puso en marcha tras la crisis de 2008, fue muy útil para el mantenimiento del empleo, con contratos a tiempo completo durante un año, que daban también derecho a prestaciones por desempleo y tiempo cotizado para la jubilación.


Para CCOO y UGT también es importante participar en la definición de una política industrial que fomente el empleo de calidad, que busque el abastecimiento básico y que se comprometa con la investigación y el desarrollo. También que ayude a limitar los desequilibrios territoriales que sufrimos.


REVISAR LA RGC


Además del empleo, los sindicatos están preocupados por la política social en Castilla y León. En opinión de UGT y CCOO, la Renta Garantizada de Ciudadanía, que viene a solucionar los problemas de la población en riesgo de exclusión social, tendrá que ser revisada y adaptada a la vista de que el Gobierno aprobará la implantación de un Ingreso Mínimo Vital para todo el Estado donde se integrarán todos los beneficiarios del sistema de protección de Castilla y León.


Por ello, los sindicatos quieren que este presupuesto, que no será necesario en la Renta Garantizada, siga destinándose a la protección de los más necesitados, un colectivo que crecerá como consecuencia de la nueva crisis económica.


Igualmente está sobre la mesa la Ley de Dependencia que debe mejorar el modelo existente, aunque para CCOO y UGT, y a pesar de la tragedia causada por la COVID-19 en los centros de mayores, sigue siendo importante que haya servicios profesionales para la atención a las personas dependientes.


Los sindicatos van a poner el acento en el refuerzo de los servicios públicos en Castilla y León, especialmente la sanidad que ha demostrado su tremenda utilidad salvando vidas, pero también su debilidad causada por los continuos recortes.


BLINDAR LA SANIDAD PÚBLICA


Para UGT y CCOO la tarea urgente es blindar la sanidad pública con recursos suficientes que impidan otra situación como la que se ha vivido en las UCIS de los hospitales públicos al principio de la pandemia.


La educación, como así comparten, también necesitará un apoyo firme para paliar los efectos que la crisis del coronavirus ha causado en nuestras aulas. Para todo esto, los sindicatos han hablado a los responsables políticos sobre la fiscalidad que se necesita.


En opinión de CCOO y UGT, es urgente incrementar los ingresos para hacer frente a estas políticas de reconstrucción que hay que hacer con dinero público. Para eso, intentarán que la Comunidad restituya los impuestos de sucesiones y donaciones, "verdaderos regalos fiscales a las rentas más altas", así como que también haya nuevos impuestos que permitan una reconstrucción más rápida de la Comunidad.