Alertan del uso de mascarillas defectuosas en el Hospital de Medina del Campo

Alertan del uso de mascarillas defectuosas en el Hospital de Medina del Campo

​CSIF ha informado de los hechos a través de un comunicado
|

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Valladolid vuelve a trasladar su indignación, por la retirada de otra partida más de mascarillas FPP2 o FPP3 (KN95 SEJMEK FFP2), que no tienen las garantías de seguridad suficientes, y que se han utilizado en el Hospital de Medina del Campo.


Aunque la Consejería de Sanidad afirmó, ayer miércoles, que serían devueltas a los fabricantes y que no se han utilizado, CSIF señala que “ya basta de mentiras. No se puede estar jugando con la salud de los trabajadores. Además, estos fallos imperdonables podrían estar provocando nuevas propagaciones del virus”. “Es una situación insoportable”, que se suma a los dos casos anteriores de las mascarillas Garri Galaxi (abril), adquiridas por el Ministerio de Sanidad, y las NK95 Subolun y Moloven (semana pasada) adquiridas por la Consejería de Sanidad de Castilla y León, que exige una acción contundente de la Junta, indica CSIF. 


“La Junta tiene que confirmar previamente la calidad de todas las mascarillas y demás material de protección, antes de que lo distribuya al personal sociosanitario, a la vista de las irregularidades que se están produciendo en las compras hechas en China.


 CSIF insiste en que las gerencias de Salud de Valladolid localicen este último material “que ya está catalogado como defectuoso, y se compruebe en qué servicios y a qué profesionales se ha distribuido; y que se les realice inmediatamente un test, aunque ya se les haya hecho con anterioridad, para garantizar que ese personal no se haya contagiado”. “Es indecente que los profesionales sociosanitarios, que tanto están sufriendo y sacrificándose, tengan que soportar -encima- un riesgo de salud añadido por una mala gestión de sus responsables. Al estrés que se acumula en estos días, ahora hay que sumar la inseguridad de los profesionales cuando se colocan EPIs de los que no se fían”, añade. Para el sindicato independiente, “el grado de irresponsabilidad de la Consejería de Sanidad está teniendo graves consecuencias”, y la acusa “de actuar improvisando sobre la marcha”.


CSIF afirma que tiene noticias, a través de afiliados, trabajadores y delegados, de que algún lote de estas últimas mascarillas inmovilizadas (KN95 SEJMEK FFP2) han sido utilizadas en el Hospital Comarcal de Medina del Campo, tanto en para atender a pacientes COVID confirmados, como en el servicio de cirugía, como mínimo. Fueron retiradas ayer, 13 de mayo, a las 14:30 horas.