Tiempos que no quisieras ver venir

Tiempos que no quisieras ver venir

Artículo de opinión de Tomás Hidalgo
|

Escribió Jorge Manrique en las coplas por la muerte de su padre una frase que se ha quedado en la cultura popular como algo determinante, concluyente y que crea nostalgia. “Cualquier tiempo pasado fue mejor”

Carlos Rodríguez Braun aclaraba hace un tiempo, no muy lejano, mes de noviembre del 2019 en el programa “Más de uno de Onda cero” que no era el contexto adecuado (el que se ha entendido siempre) como interpretar esa frase. Mas o menos Don Carlos Rodríguez exponía que: Jorge Manrique cuando escribió estos versos, quería decir que no hay que pensar en el pasado como lo mejor, sino que, el tiempo por venir, los días venideros, que categóricamente desechamos hacerlos mejor que el tiempo pasado, veamos qué escribió Jorge Manrique:


Recuerde el alma dormida,

avive el seso y despierte contemplando

cómo se pasa la vida,

cómo se viene la muerte tan callando.

Cuán presto se va el placer;

cómo después de acordado da dolor;

cómo a nuestro parecer

cualquiera tiempo pasado fue mejor.

Pues si vemos lo presente

cómo en un punto se es ido y acabado,

sí juzgamos sabiamente,

daremos lo no venido por pasado.

No se engañe nadie, no,

pensando que ha de durar lo que espera

más que duró lo que vio,

pues que todo ha de pasar por tal manera.


Y tiene razón Don Carlos Rodríguez Braun. Pero, ni Jorge Manrique en aquellos tiempos de guerras civiles y duelos paternos (suena hoy lo uno, pero mucho más lo otro) ni Don Carlos en noviembre cuando hizo esta exposición conocían a “el bicho”.


En noviembre, no se creería Don Carlos Rodríguez que hoy un día del mes de mayo dos pandemias, las del Covid 2019 y la gestión de la misma por parte del Gobierno del partido socialista iba a crear tal situación y tal expectativa de futuro que la aplicación del dicho popular se entendería como se ha entendido desde tiempos aún recordados....


“cualquier tiempo pasado fue mejor”.

Antes de Pedro Sánchez seguro.


Ahora que, aplicando sabiamente las cosas como dice Manrique, ¿cuándo podremos dar lo no venido por pasado, cuando podremos dejar de decir cualquier tiempo pasado fue mejor, cuando podremos dar el tiempo a arribar por desechado?


A medio o largo plazo, con este gobierno, sin él.

Hay tantas variables como posibilidades de arruinar este país, otra vez.


Para empezar, me tiro al barro, puede que sea el sitio más blandito y menos sucio de la actualidad de nuestro tiempo, sobre todo la actualidad política, y afirmo: ¡sí! para empezar, sin él. Sin este nefasto Gobierno.


Solo una gestión realizada por un gobierno de concentración, sin más interés que sacar a este país del atolladero, es empezar a ver algo de “futuro cierto”. Como decía Jorge Manrique, no dar el tiempo venidero por perdido, por desechado.


Y es que los tiempos por venir y vaticinados por el banco de España en el informe emitido en abril ESCENARIOS MACROECONÓMICOS DE REFERENCIA PARA LA ECONOMÍA ESPAÑOLA TRAS EL COVID-19 no es nada halagüeñoel déficit público de 2020 podría situarse en una horquilla comprendida, aproximadamente entre el –7% y el –11% del PIB. Por otra parte, los niveles la deuda pública no serían mejores pues se encontrarían entre el 110% y más del 120% del PIB aproximadamente.


Tasa de paro, también el Banco de España hace un análisis con varios escenarios y abreviando hablamos de una tasa del paro que oscila entre el 18,3 y el 21,7, así pues, estos datos nos muestran unos tiempos de crisis que pueden ser aún peores, si como se prevé, un repunte de la pandemia pasado el verano.


En la crisis sanitaria se podía vivir y morir también y los ciudadanos, con la experiencia adquirida, sabemos lo que hay que hacer, pertrechamos de elementos de seguridad, dejemos el papel higiénico a un lado, en la crisis económica que está por venir, sin empleo y sin economía será lo menos utilizado. No, definitivamente los tiempos por venir sería mejor desecharlos y de paso desechamos esta legislatura.