Aesco considera un "sinsentido" prohibir las rebajas físicas y considera que atenta contra el comercio de proximidad

Aesco considera un "sinsentido" prohibir las rebajas físicas y considera que atenta contra el comercio de proximidad

Critica la nula coordinación entre ministerios
|

La Asociación de Empresarios Salmantinos del Comercio ha mostrado su "creciente malestar" con el Gobierno al prohibir las rebajas, "creando una gran confusión en el sector al cambiar varias veces de criterio en el mismo día".


Según comentan en una nota de prensa, el Ministerio de Comercio matizó este mismo miércoles la Orden publicada el sábado en la que se prohibían las rebajas en el propio establecimiento para evitar aglomeraciones. Aesco informa de que en esta información del miércoles se hablaba de que sí estarían permitidas si se podía garantizar que no habría aglomeraciones. 


Poco más tarde, sin embargo, continúan, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, reiteró la prohibición al "ser un reclamo y generar aglomeraciones que hay que evitar a toda costa". 


Ello lleva a la asociación a pedir mayor coordinación entre los ministerios porque "no podemos estar con esta inseguridad jurídica a estas alturas", a la vez que pide a Sanidad a que recapacite su decisión porque fomenta la competencia desleal. 


Y es que lo consideran una "incoherencia cuando ya hay establecidas limitaciones de aforo en los establecimientos". Además, que estén permitidas de manera online, a su juicio, "atenta directamente contra el comercio de proximidad, que estaría en clara desventaja competitiva en un momento tan crítico". "Si la próxima temporada de rebajas llega en estas condiciones, decenas de negocios de Salamanca pueden estar abocados a cerrar sus puertas", se añade. 


Así, piden "mayor empatía" con el sector del comercio, "uno de los sectores más perjudicados y del que dependen cerca de 20.000 familias de Salamanca; representa cerca del 10,3% del PIB de Castilla y León y emplea a más de 137.000 trabajadores en la región".