Revocada la absolución a un octogenario de Palencia que abusó sexualmente de su mujer durante 57 años

Revocada la absolución a un octogenario de Palencia que abusó sexualmente de su mujer durante 57 años

|

La Audiencia Provincial de Palencia condenaba en el verano de 2019 a dos años y cuatro meses de cárcel a un varón de 87 años, por los delitos de de amenazas, maltrato habitual y abusos sexuales a su mujer, con la que llevaba casado 57 años, además de una multa de 4.320 euros y una indemnización de 6.000 euros. Una sentencia en la que se admitía un abuso sexual a su esposa en un momento puntual, pero donde se absolvía al condenado de la continuidad del abuso.


Ahora, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León admite que este octogenario abusó sexualmente de la que fuera su mujer durante casi 60 años de relación, donde ella sufría “un constante control de vida, costumbres y amistades, hasta el punto de convertirla en una esposa sumisa”. Una agravante por el que ahora su pena se eleva hasta los dos años y diez meses en prisión y una orden de alejamiento de 50 metros de la víctima.


Todo comenzaba tras la denuncia presentada el 24 de julio de 2017 por un hijo de la pareja al escuchar amenazas de muerte por parte de su padre. Si bien es cierto que tras más de medio siglo de relación con este hombre, que durante el juicio fue calificado como "de carácter fuerte, autoritario, de los de ordeno y mando, en expresión popular 'chapado a la antigua' y cierto grado de agresividad", el maltrato había sido continuado y diario.


Agresiones físicas y verbales que durante 57 años ejerció este hombre y que se vieron agravadas por sendos abusos sexuales desde que, "en fechas no concretadas" el condenado y la víctima "pasaron a dormir separados", cuando era frecuente que el condenado llamase a la víctima "para que acudiera a su habitación a mantener relaciones sexuales, accediendo ésta de mala gana para no contrariar a su marido".


En la primera sentencia de la Audiencia Provincial de Palencia se admitió como único abuso sexual la noche del 23 de julio de 2017, cuando el hombre pidió a la vícitma que acudiera a su habitación "con la intención de mantener relaciones sexuales", pero com como esta no accedió, "fue en su busca y cogiéndola de las manos la llevó a su habitación donde mantuvo relaciones sexuales".


Una terrible experiencia por la cual, al día siguiente y ante la sospecha de que se repitiera el abuso, la mujer trató de huir del domicilio, y mientras el acusado cerraba la puerta delantera de la casa, ella conseguía salir de la misma por la saluda trasera. Momento en el que uno de los hijos de la pareja encontraba a su madre "sofocada" fuera de la casa, y al interesarse por ella, su propio padre salía del domicilio para amenazar de muerte a la víctima, por lo cual el propio hijo denunciaba la situación a la Guardia Civil.