IU denuncia ante la fiscalía a la residencia San Bernabé y San Antolín de Palencia

IU denuncia ante la fiscalía a la residencia San Bernabé y San Antolín de Palencia

|

Izquierda Unida de Castilla y León ha presentado una denuncia a la Fiscalía provincial de Palencia para que se investiguen las actuaciones llevadas a cabo en la Residencia de San Bernabé y San Antolín durante la pandemia.


Según han comunicado desde IUCyL, aseguran que la denuncia se ha interpuesto por "el caos producido en la residencia, la falta de información a las familias sobre el estado de salud de las personas residentes y la negativa de la dirección a realizar pruebas diagnósticas a las personas residentes que habían estado en contacto incluso con personas fallecidas por COVID-19, así como a que las personas enfermas fueran hospitalizadas", lo que, según el formación política, "pudiera haber provocado o acelerado el fallecimiento de algunas de las personas residentes".


Asimismo, han denunciado "la tardía respuesta de la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León", que, como así aseveran, ha estado "más preocupada por telefonear a la directora para que no asustara a las familias que por solucionar de verdad el grave problema sanitario existente en la residencia".


También se han quejado de "la tardanza en dotar a todo el personal de la residencia de los equipos de protección adecuados" para evitar ser fuente de transmisión del virus a la población sensible, familiares y a los propios trabajadores.


Izquierda Unida considera que el cuidado de los mayores debe ser "un trabajo digno y esencial", mientras recuerda que "el 98 por ciento de los 1.239 centros de Castilla y León son privados, aunque reciben parte de sus ingresos de fondos públicos" a través de la concertación de plazas, que tienen que estar registradas y autorizadas por la Administración autonómica.


Y recuerda que "algunas de estas residencias privadas tenían carencias de personal, ahorraban en material básico y mantenimiento, reducían la calidad de servicios y degradaban la atención y las condiciones higiénicas y de alimentación de las personas mayores".


Por eso cree que se deben investigar las responsabilidades en este modelo de residencia privada que se ha mostrado "socialmente ineficiente e inhumano" y cómo ha podido pasar "semejante catástrofe" en algunas de estas residencias privadas.