La terrible semana de Alba de Tormes para convertirse en la segunda zona con más posibles infectados de Castilla y León

La terrible semana de Alba de Tormes para convertirse en la segunda zona con más posibles infectados de Castilla y León

Los vecinos de la zona miran con preocupación los datos diarios
|

La situación de Alba de Tormes se ha recrudecido en esta última semana y miran con mucha preocupación los problemas que están teniendo con la proliferación de los llamados casos posibles o sospechosos, una de los criterios para poder pasar de fase. 


Sin embargo, la fase uno, ahora mismo, queda lejos. Lo importante es hacer descender una peligrosa escalada que no para de crecer. De hecho, Alba de Tormes es la segunda peor zona de toda Castilla y León en este apartado solo superada por Toro, en Zamora, al menos a la espera de que se le pueda practicar PCR a los sospechosos para conocer la tasa de positividad de los mismos. 


Las cifras que aporta la Junta son claras. En la última semana, hasta los datos del domingo, la zona de Alba de Tormes cuenta con 114 casos sospechosos recogidos por Atención Primaria en lo que supone un 0,93% del total de su población. Si echamos la vista más atras, en 14 días el número es de 157 y 1,27%, también la más alta de toda la provincia. 


Pero es que, además, estos mismos datos denotan un gran aumento especialmente en la última semana. De hecho, en apenas dos días, Alba de Tormes pasó de ser una zona amarilla a roja con crecimientos diarios no vistos anteriormente. El martes pasado, sin ir más lejos, la cifra de sospechosos en la última semana era de 63, el más alto de la provincia pero lejos de los 114 actuales. 


Y si Alba de Tormes se encuentra en una preocupante situación, Béjar y Linares de Riofrío no deben descuidarse. A menos de cinco centésimas de incluirse también en una zona roja ya casi inexistente en toda Castilla y León, nadie quiere revertir el proceso para volver a empezar el sufrimiento. 

Alba de Tormes