Diputación de Segovia registra 30 fallecidos en sus centros asistenciales

Diputación de Segovia registra 30 fallecidos en sus centros asistenciales

|

La Diputación Provincial de Segovia ha hecho públicos este viernes los datos de incidencia del COVID-19 en sus centros asistenciales, una cifra que alcanza la treintena de fallecidos por positivo confirmado o con síntomas compatibles de la enfermedad.


Así lo ha revelado el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, quien ha incidido en que al estar sujetos al mando único del Gobierno regional como consecuencia de la declaración del Estado de Alarma, los datos de incidencia en los centros dependientes del ente provincial han sido remitidos diariamente a la Junta a través de la plataforma SAUSS y siguiendo las instrucciones dadas desde la Gerencia de Servicios Sociales.


Tras las declaraciones este martes de la Consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Isabel Blanco, en las que afirmaba que la Junta transmite a los medios de comunicación sólo los datos de los centros de titularidad propia e instaba a la Diputación a hacer lo propio con los que corresponden a su gestión, De Vicente ha reiterado que "eran datos conocidos y que al cambiar las reglas del juego, pasados los meses, es el momento de hacerlo público".


Por tanto, los datos aportados por el ente provincial revelan una mortalidad que alcanza los 30 fallecidos en tres de sus cuatro centros residenciales, ya que el Centro Juan Pablo II, orientado a la atención de menores sujetos a expediente de protección "permanece limpio sin casos".


Del total de fallecidos, 21 proceden del Centro de Servicios Sociales La Fuencisla, 7 de la Residencia La Alameda y 2 del CAMP El Sotillo.


Cuando están a punto de cumplirse dos meses desde la declaración del Estado de Alarma, se han registrado 91 casos positivos en las tres residencias, que contaban con un total de 281 residentes en el momento de la declaración; una incidencia que alcanza el 31 por ciento.


Por su parte, 52 residentes han superado ya la infección y han sido dados de alta de las zonas de aislamiento, en las que aún se encuentran 22 personas, 16 en el CSS La Fuencisla y 6 en el CAMP El Sotillo, siendo la Residencia La Alameda un centro libre de COVID en estos momentos.


De Vicente ha enfatizado que han tenido que tomar decisiones "complicadas con muy poco tiempo de reacción y, en este sentido, creo que los datos hablan por sí solos, pues se ha conseguido que más de 83% de los afectados se hayan curado o estén a punto de ser dados de alta".


Las bajas laborales en estos centros, como consecuencia de la expansión de la pandemia, han alcanzado un total de 134 profesionales, de los cuales 71 han sido casos positivos confirmados.


Para sustituir estas bajas y, además, afianzar la atención a los residentes, la Diputación ha llevado a cabo 148 nuevas contrataciones de profesionales sanitarios, sociosanitarios y cuidadores de personas dependientes. Entre las bajas, 84 se han producido en el CSS La Fuencisla, 20 en la Residencia La Alameda y 30 en el CAMP El Sotillo.


En este sentido, De Vicente ha señalado que seguirán reforzando la plantilla de los centros con el objetivo de "mantenerla al máximo por si hubiera alguna contingencia a posteriori".


Asimismo, el presidente de la Diputación Provincial ha destacado "la gran labor realizada" por el equipo de Médicos de Fronteras que procedió a la medicalización de toda la planta baja del Centro de Servicios Sociales La Fuencisla.