CCOO denuncia que la prisión de Segovia tiene "casi 50 veces más" casos positivos que la población general

CCOO denuncia que la prisión de Segovia tiene "casi 50 veces más" casos positivos que la población general

CCOO ha denunciado este miércoles que mientras que el índice de contagio de la población segoviana se estima en un 0,12 por ciento actualmente, los casos positivos por COVID-19 en el Centro Penitenciario de Segovia suponen "casi 50 veces más", con una afectación del 5 por ciento de la plantila
|

CCOO ha denunciado este miércoles que mientras que el índice de contagio de la población segoviana se estima en un 0,12 por ciento actualmente, los casos positivos por COVID-19 en el Centro Penitenciario de Segovia suponen "casi 50 veces más", con una afectación del 5 por ciento de la plantilla.


En total, y según datos aportados por el sindicato a través de un comunicado, quince trabajadores de la prisión han dado positivo y 32 han estado en cuarentena.


Asimismo, CCOO señala que el acceso a las pruebas PCR "es muy restringido, sino tienes síntomas de infección respiratoria aguda no te hacen la prueba". El personal penitenciario en cuarentena se reincorpora al trabajo "sin que le hagan una prueba que demuestre el resultado negativo. De realizarse más pruebas, "los casos aumentarían".


Desde hace semanas el sindicato reclama a la Consejería de Sanidad de Castilla y León que reparta test rápidos serológicos en la prisión para conocer el nivel real de penetración del virus y detectar con anticipación posibles brotes epidémicos.


El principal vector de contagio y transmisión del virus al interior de las prisiones es su personal, por eso, reclaman seguir reforzando las medidas preventivas y de protección frente al COVID-19. Muchas de las tareas que realizan conllevan el contacto estrecho con la población reclusa, sin que se pueda mantener la distancia de seguridad de 2 metros recomendada por las Autoridades Sanitarias.


El sindicato denuncia que "no se están proporcionando equipos de protección individual adecuados y la dirección del centro obliga a usar mascarillas de 4 horas de duración para 40 horas de trabajo, convirtiéndose en un foco de contagio".


Otra de las demandas urgentes teniendo en cuanto el elevado nivel de impacto del virus en la prisión, es que se proteja al personal penitenciario especialmente sensible a la exposición al COVID-19.


Según señalan, la plantilla de la prisión segoviana "está envejecida y cuenta con trabajadores con patologías base consideradas por el Ministerio de Sanidad como de riesgo, que continúan trabajando expuestos a este virus que es letal entre los vulnerables, a pesar de las recomendaciones del Gobierno y Autoridades Sanitarias de quedarse en casa preferentemente hasta que se controle la epidemia".