Asaja urge a la Junta que permita cazar jabalíes
Un jabalí. Imagen de archivo

Asaja urge a la Junta que permita cazar jabalíes

​Porque su "voracidad" pone en peligro la producción de alimentos
|

La organización agraria Asaja en Valladolid ha trasladado un mensaje urgente a la Junta de Castilla y León para que permita cazar jabalíes "de manera excepcional, controlada y responsable" ya que la "voracidad" de la especie está poniendo en peligro la producción de alimentos y la economía de los pueblos afectados.


Según ha asegurado la OPA en un comunicado de prensa recogido por Europa Press, la situación de estado de alarma que vive el país ha disparado tanto el número de jabalíes como otras especies superpobladas, como conejos y corzos, que están arrasando los campos, especialmente con el maíz que se empieza sembrar estos días, con peligro también para los guisantes o para el trigo.


La OPA ha situado las zonas más afectadas en Valladolid en Tordesillas, Pollos, Torrecilla de la Abadesa y Castronuño.


"Sembré ayer por la noche y por la mañana ya me habían comido tres hectáreas. He tenido que resembrar una vez ya, pero hay agricultores de mi zona que ya lo han tenido que hacer hasta dos veces con el perjuicio económico que conlleva", ha explicado a modo de ejemplo Juan Carlos Santos Estévez, agricultor de Pollos.

Por este motivo, Asaja ha pedido a la Junta de Castilla y León que conceda urgentemente "permisos excepcionales" durante el estado de alarma para poder cazar "de manera controlada y responsable" a estos animales y proteger así las cosechas de estos agricultores, como se ha hecho en otros lugares como Galicia, Valencia o Teruel.


"Respetando las medidas de seguridad oportunas, siguiendo las recomendaciones de los expertos y en pequeños grupos manteniendo las medidas de higiene, es viable, como está sucediendo en otras zonas ante la oleada que asola el campo y varias poblaciones", ha defendido la OPA.


Asaja ha pedido en concreto permisos especiales para que se puedan realizar "esperas nocturnas" ya que estos animales cada vez son más numerosos "y se adentran sin temor alguno en más superficie y poblaciones con el peligro sanitario que conlleva".