Nuevas medidas de flexibilización fiscal del Ayuntamiento de Zamora para terrazas, vehículos o tasas

Nuevas medidas de flexibilización fiscal del Ayuntamiento de Zamora para terrazas, vehículos o tasas

Se retrasa hasta septiembre el cobro de la tasa por terrazas y se amplían al 30 de mayo los plazos tributarios
|

Debido a la ampliación del estado de alarma por parte del Gobierno hasta el 10 de mayo, el Ayuntamiento ha decidido también ampliar los plazos para los pagos y realización de trámites tributarios; al tiempo que establece nuevas medidas de flexibilización fiscal dirigidas especialmente a los contribuyentes que puedan tener dificultades de liquidez en este momento, debido al cese de la actividad o el cierre de sus establecimientos. 


Debido a la situación actual de prolongación del estado de alarma más allá de lo inicialmente previsto, desde la Concejalía de Hacienda se han adoptado nuevas medidas de flexibilización fiscal: En relación con el calendario del contribuyente: 


1. Terrazas. Se amplía el fin del periodo voluntario de pago de la tasa de terrazas hasta el 30 de septiembre de 2020. La carga de los recibos domiciliados será el 21 de septiembre de 2020. Recordamos que no se cobrará durante el tiempo que no se hayan podido instalar las terrazas. Para ello se devolverá de oficio la parte que corresponda a los recibos domiciliados. El resto de contribuyentes podrán solicitar la devolución una vez satisfecho el pago. 


2. Vehículos. Se amplía el fin del periodo voluntario de pago del IVTM hasta el 8 de julio de 2020. La carga de recibos domiciliados se mantiene el 4 de mayo de 2020. Si por dificultades de liquidez se devuelve el recibo, se cargará de nuevo el 5 de julio sin recargos ni intereses. 


3. Agua. Se amplía el periodo voluntario de pago del padrón de agua del sexto bimestre hasta el 30 de mayo. Quienes vayan a efectuar el pago dentro de esta nueva ampliación deberán ponerse en contacto con Aquona a través de los teléfonos 648 190 291 y 628 333 693 o telemáticamente a través del área de clientes www.aquona-sa.es para el envío de una nueva carta de pago. 


4. Pago a la carta. El tercer plazo correspondiente al mes de abril mantiene su cargo el 5 de mayo. Si por dificultades de liquidez se devuelve el recibo, se cargará de nuevo este plazo junto con el último plazo para su pago el 7 de diciembre. 


En cuanto a los trámites: 


1. Se amplían hasta el 30 de mayo de 2020 todos los plazos previamente ampliados hasta el 30 de abril o 20 de mayo de 2020. Siendo estos: 

 a. Plazos de pago en periodo voluntario de deudas tributarias correspondientes a liquidaciones o autoliquidaciones. 

b. Plazos de pago de deudas en periodo ejecutivo 

c. Plazos de pago en voluntaria de sanciones de tráfico. 

d. Plazo para presentar liquidaciones y autoliquidaciones. 

e. Plazo del resto de trámites tributarios con vencimiento a 30 de abril o 20 de mayo según el anterior decreto. 


2. El periodo comprendido desde el 18 de marzo hasta el 30 de mayo de 2020 no computará a efectos de duración máxima de los procedimientos de aplicación de tributos, sancionadores y de revisión. 


3. Se mantiene la suspensión de la emisión de notificaciones relacionadas con ingresos mientras dure el estado de alarma. 


4. Se mantiene la paralización de las actuaciones en el procedimiento administrativo de apremio. Respecto a los aplazamientos: Los vencimientos de plazos de fraccionamiento y planes de pago personalizados, se prorrogarán otro mes más adicional al ya prorrogado según el anterior decreto de flexibilización fiscal. 


No obstante a estas medidas, el concejal de Hacienda, Diego Bernardo, hace un llamamiento para que solamente devuelvan los recibos quienes tengan realmente dificultades para pagarlos en este momento, ya que no supone una exención sino que se volverán a girar una vez que pase la actual situación. 


El concejal de Hacienda recuerda que, como responsable del desarrollo de la ciudad, el equipo de gobierno del Ayuntamiento tiene el propósito de que “nadie se quede atrás” a causa de esta situación de alarma, para lo que se están implementado medidas de apoyo a los que más están sufriendo esta crisis económica provocada por el Covid-19, como la dotación de un fondo de un millón de euros, ampliables en caso necesario, para ayudar directamente a los profesionales autónomos, obligados al cierre de sus negocios o que han visto reducida a la mitad su actividad. Pero es consciente de que para llevar a cabo esa política de reparto equitativo de la riqueza para que todo el mundo progrese más o menos igual, necesita ingresos, y la única fuente son los tributos. 


Diego Bernardo reconoce que los tributos “son impopulares, pero necesarios”; y también es consciente de que hay muchos ciudadanos que están pasando dificultades en estos momentos, “y por eso tomamos estas medidas que puedan llegar a permitir a quien peor lo está pasando, aplazar el pago de los tributos municipales mientras dure el Estado de alarma”.