Bravo, al frente del 'batallón de costura', reconoce que la solidaridad segoviana "no tiene límites"
El vicepresidente de la Diputación Provincial de Segovia, José María Bravo

Bravo, al frente del 'batallón de costura', reconoce que la solidaridad segoviana "no tiene límites"

El vicepresidente de la Diputación Provincial de Segovia, José María Bravo, está al frente de la coordinación
|

El vicepresidente de la Diputación Provincial de Segovia, José María Bravo, quien está al frente de la coordinación de una de las iniciativas solidarias de mayor repercusión en la provincia: 'el batallón de costura', ha asegurado en declaraciones a Europa Press que "la solidaridad segoviana no tiene límites".


Día a día, coordina con los proveedores de material para que, a través de los grupos de Protección Civil, ayuntamientos y demás entidades, "se haga llegar ese material a las más de 1.500 personas voluntarias que colaboran realizando mascarillas y batas".


Asimismo, también organiza la recogida del material ya confeccionado, se procede a su desinfección para posteriormente distribuirlo en los centros dependientes de la Diputación Provincial, el Hospital General de Segovia y los centros de salud, e incluso se colabora con otros centros sanitarios de otras provincias.


Todo ello se hace para que las personas que están al frente de esta batalla, sean sanitarios, cuerpos de seguridad, transportistas,.. "tengan la protección necesaria para seguir al pie del cañón haciendo la gran labor que están desarrollando", asegura Bravo.


Y es que el vicepresidente del ente provincial reconoce que las situaciones críticas como ésta hacen relucir lo mejor y lo peor del ser humano, "por lo que las personas que antes tenían una actitud más solidaria serán solidarias hasta el último extremo y las que eran egoístas lo harán en la misma proporción, pero hasta el otro extremo".


AUNAR ESFUERZOS


La Diputación de Segovia, consciente de que la provincia es una de las más afectadas, junto a Soria, de la repercusión del COVID-19 debido al envejecimiento de la población, aboga por "aunar esfuerzos" entre administraciones para cuidar de los mayores, según afirma.


La Diputación Provincial, asegura Bravo, está realizando "un esfuerzo extraordinario" no sólo en los centros que gestiona, sino también en "prestar una especial atención a aquellas personas que peor lo están pasando".


Para ello, se está trabajando en estos momentos para que los mayores tengan la asistencia necesaria, reconoce, "ya vendrá el momento de establecer cuáles son las medidas que tendremos que poner en marcha en cualquier aspecto de sus vidas y las de todos, grandes y pequeños, porque todo ha cambiado y el modelo de relación que conocíamos hasta ahora ya no es posible".


Asimismo, Bravo, en calidad de diputado delegado del área de Cultura, Juventud y Deportes, reconoce que el sector se irá reactivando "poco a poco"; sin embargo, considera que en este nuevo escenario "los eventos de gran envergadura no tienen cabida, tendrán que ser actividades más pequeñitas, también puede ser en espacios abiertos con poca gente e incluso actividades online que puedan seguir los segovianos desde sus propias casas", algo en lo que ya está trabajando la Diputación de Segovia.


En cuanto a la nueva forma de gestión de los espacios culturales, tales como el teatro Juan Bravo de la capital segoviana, propiedad de la Diputación, el diputado asevera que "de momento no hay nada establecido, habrá que esperar a que el Gobierno de España decida qué pautas se deben seguir en los espectáculos, en los actos de gran masificación".


Sin embargo, "teniendo en cuenta que sobre la posible salida de los niños a la calle han cambiado de opinión en varias ocasiones, creo que todavía queda mucho para que aclaren qué se debe realizar en la celebración de eventos culturales", asevera.


En cuanto al concepto extendido de la 'España vaciada', presente en el discurso político antes del estallido de la crisis, Bravo incide en que en estos momentos "es complicado hablar del reto demográfico, porque lo primero que tiene que suceder es que seamos capaces de erradicar o por lo menos controlar este virus, y que las personas puedan establecer su vida donde quieran sin miedo a contagios".


Posteriormente, "hay que hablar del medio rural en positivo". Y es que el vicepresidente de la Diputación, fiel defensor de la provincia, reconoce que siempre ha vivido en San Miguel de Bernuy, municipio del que es alcalde, "y no por ello he dejado de hacer lo que he querido, he estudiado lo que he querido, he trabajado donde he querido y podido y he formado mi vida aquí".


Por ello, considera que hay que trasladar a la sociedad, "que en un mundo globalizado como en el que vivimos, el medio rural ofrece un abanico importante de posibilidades para desarrollar una vida laboral, profesional y familiar".