ENTREVISTA | Una farmacéutica en Valladolid: “Lidiamos a diario con el miedo al contagio pero intentamos ser eficientes y resolver los problemas de nuestros pacientes”
Sara Martínez, farmacéutica en Valladolid

ENTREVISTA | Una farmacéutica en Valladolid: “Lidiamos a diario con el miedo al contagio pero intentamos ser eficientes y resolver los problemas de nuestros pacientes”

​Charlamos con Sara Martínez González, vallisoletana y licenciada en Farmacia y Bioquímica por la Universidad de Salamanca en pleno confinamiento y con la amenaza constante por el coronavirus
|

El colectivo farmacéutico es importantísimo en esta crisis por la pandemia del coronavirus que sigue cobrándose vidas a lo largo y ancho de todo el mundo, también en España en general y si reducimos un poco más el campo de acción en Castilla y León y Valladolid en particular.


Charlamos con Sara Martínez González, vallisoletana de nacimiento y licenciada en Farmacia y Bioquímica por la Universidad de Salamanca. Lleva desde el 2008 ejerciendo y en la actualidad trabaja en la Farmacia Javier Martínez Castillo, en la calle López Gómez 5. Nos cuenta cómo está viviendo esta crisis por el coronavirus.


Pregunta. ¿Cómo lleva una farmacéutica un confinamiento que al final lo pasa en la propia farmacia?


Respuesta. A días. En general se lleva bien. En mi caso la farmacia es como mi segunda casa y en el fondo creo que somos afortunados por poder seguir ejerciendo. También es cierto que tenemos días malos. Los lunes empiezo con más fuerza y cuando llega el sábado estoy deseando irme a casa.


Durante la semana lidiamos a diario con el miedo al contagio pero intentamos ser eficientes y resolver los problemas de nuestros pacientes que no pueden ir al centro de salud 


Durante la semana lidiamos a diario con el miedo al contagio pero intentamos ser eficientes y resolver los problemas de nuestros pacientes que no pueden ir al centro de salud. Por otro lado está la presión que soportamos a diario por el desabastecimiento de productos sanitarios como mascarillas, guantes…


P. ¿Cómo están viendo la evolución de la pandemia desde la farmacia? ¿Cómo se viene comportando el cliente desde el comienzo y hasta ahora?


La demanda ha sido constante desde entonces pero las visitas a la farmacia han disminuido y mucha gente, ahora, nos llama por teléfono


R. Desde enero hasta ahora ha ido cambiando mucho la situación. Entonces nos sorprendió una estudiante China que vino a pedirnos mascarillas, prácticamente llorando ante lo que estaba viviendo su país. Aquello nos parecía lejano. Antes de que se decretara el estado de alarma, en muchos casos, se intentó hacer acopio de medicamentos y productos sanitarios. La demanda ha sido constante desde entonces pero las visitas a la farmacia han disminuido y mucha gente, ahora, nos llama por teléfono.


P. ¿Hay más concienciación ahora, tras los miles de muertos que se están registrando en el país, por parte de los clientes?


R. Un poco antes del estado de alarma teníamos que insistir mucho en la distancia de seguridad porque mucha gente no lo respetaba, se seguían apoyando en el mostrador hasta el punto de tener que poner barreras físicas para poder garantizar su seguridad y la nuestra. Sin embargo, ahora la gente es consciente, tiene miedo y en muchos casos temen que nosotros les contagiemos.


P. ¿Se preocupan más por la higiene de manos? ¿Hay más compra de geles?


R. En general, todos nos preocupamos más por la higiene de manos. De hecho, la demanda de estos productos ha pasado de ser algo puntual a casi un producto de primera necesidad. Sin embargo, la gente demanda mucho más los guantes que los geles. Desde mi punto de vista, un error, sin guantes eres mucho más consciente de lo que haces y te preocupas más de desinfectarte las manos. Los guantes ofrecen una falsa sensación de seguridad, y esto, no es una frase hecha, es una realidad que vemos a diario en la farmacia


P. ¿Y de mascarillas cómo andamos?


R. En desabastecimiento desde hace meses. Estamos pendientes de recibir algunas desde la semana pasada pero siguen sin llegar. Aunque parece que la situación se va a empezar a normalizar a partir de esta semana.


P. ¿Ahora no tienen? ¿Se ha visto incrementado su precio con esta crisis?


R. Tuvimos algunas en enero y principios de febrero. Se las proporcionábamos y recomendábamos a personas que iban a hacer viajes internacionales pero desde entonces no hemos vuelto a tener.

Que el precio se ha incrementado es algo obvio. Sin embargo, no es el farmacéutico el que sube el precio, viene incrementado en origen ante el aumento de la demanda.


Además, ante el desabastecimiento de nuestros distribuidores habituales, que tuvieron que poner el material del que disponían a disposición de las autoridades sanitarias, han surgido empresas que no se dedicaban a la comercialización de productos sanitarios y que nos vienen ofreciendo producto durante estas semanas y a unos precios muy por encima de lo normal. En muchos casos nos vemos en la disyuntiva de tenerlo a precios por encima de lo normal o no tenerlo, por eso desde el Consejo General se propuso la intervención de los precios de este tipo de productos para evitar la especulación.


P. ¿Cree que los farmacéuticos deberían tener un papel más relevante en la crisis del coronavirus?


Se podría aprovechar para que las farmacias fueran uno de los lugares donde se hicieran test rápidos para poder conocer el nivel de inmunización de la población española 


R. Nos gustaría que nos tuvieran más en cuenta, sí. Somos profesionales altamente cualificados y en España contamos con una de las  redes de farmacia más extensa de Europa. Esto garantiza el acceso al medicamento de toda la población y en muchos casos a un profesional sanitario. Se podría aprovechar para que las farmacias fueran uno de los lugares donde se hicieran test rápidos para poder conocer el nivel de inmunización de la población española. Siempre y cuando, eso sí, nos dotaran del material adecuado de protección.


P. ¿Cuándo pasará todo esto?


R. Esto es una gran incógnita. Se desconoce si el virus tendrá un comportamiento estacional, como ocurre con el virus de la gripe, de forma que en verano disminuya la transmisión o si por el contrario se comportará de forma independiente a estas condiciones y seguirá circulando en verano. También se desconoce si habrá un segundo brote cuando llegue el otoño en el hemisferio norte. Hay que ver cómo se comporta el virus en países con climas más cálidos que el nuestro. 


P. ¿Saldrá la vacuna de España? Pedro Duque no lo ha descartado.


R. Como española me encantaría que así fuera para que se pusiera en valor la investigación en este país de una vez por todas. Existen tres grupos en España que están en esta búsqueda, dos de ellos pertenecen al CSIC. Sin embargo, los más avanzados son americanos, chinos e ingleses. Pero hay que tener en cuenta que lo importante no es quién llega antes a la meta sino que el que lo haga debe llegar en condiciones que garanticen no solo la eficacia y sino también la seguridad de esta vacuna. También es muy importante encontrar tratamientos eficaces y específicos para tratar la enfermedad en todos sus estadios, sobre todo en las fases iniciales para evitar la replicación del virus y la invasión de las células.


P. ¿Cómo saldrá el sector farmacéutico de la crisis?


R. Pese a lo que la mayoría pueda pensar, a nivel económico el sector farmacéutico saldrá debilitado. Evidentemente no al nivel de otros sectores como pueda ser la hostelería o el turismo pero nuestros ingresos han disminuido y seguimos teniendo prácticamente los mismo gastos y tenemos que pagar impuestos, nóminas y rentas. Puede que a nivel profesional salga reforzado y por fin se reconozca el papel del farmacéutico como profesional sanitario, al menos, eso espero.