El consumo de aceite de oliva sube un 31% en hogares y su precio en el campo se desploma un 15%

El consumo de aceite de oliva sube un 31% en hogares y su precio en el campo se desploma un 15%

COAG denuncia prácticas especulativas y cifra las pérdidas en más de 1.100 millones
|

El consumo de aceite de oliva sube un 31% en hogares y su precio en el campo se desploma un 15%, según ha señalado la organización agraria COAG, que ha denunciado las prácticas especulativas que se están dando en este mercado, acentuadas con la situación de estado de alarma por la crisis sanitaria por coronavirus.


"Un significativo aumento de la demanda (+31% en hogares), una menor oferta (-37,6% de producción en última campaña) y el buen ritmo de las exportaciones contrastan con una caída de los precios origen (-15%). Esto evidencia que hay operadores que están destruyendo valor del campo a la mesa", ha subrayado Juan Luis Ávila, representante de COAG.


A su juicio, no es lógico que con esta situación de mercado los precios al agricultor (1,90 euros por kilo) se sigan situando muy por debajo de los costes de producción (2,70 euros por kilo).


Desde COAG ya se ha pedido a la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) que abra de forma urgente una investigación para identificar a aquellos operadores que están destruyendo valor en la cadena del aceite de oliva.


"La AICA tiene que empezar inmediatamente a verificar que, en los contratos de compraventa de aceite de oliva, a la hora de fijar el precio, se respeta el coste de producción, tal y como recoge la última reforma aprobada de Ley de mejora de la cadena alimentaria. Es intolerable mantener una situación tan crítica por más tiempo cuando hay un repunte del consumo que está beneficiando a todos los operadores de la cadena menos a los olivareros", ha subrayado Ávila.


Con las cifras de producción de aceite de oliva de la campaña 2019-2020 en el mes de marzo, publicadas este martes por la AICA, se puede considerar prácticamente por concluida, arrojando un resultado de 1.116.000 toneladas de aceite de oliva producido, un 37,6% inferior a la campaña pasada.


Según COAG, los olivareros continúan sumidos en una grave crisis tras más de dos años con precios por debajo de los costes de producción, con unas pérdidas se elevan ya por encima de los 1.100 millones de euros.


Así, en marzo se comercializaron en el mercado interior 65.600 toneladas (71,3 millones de litros), que suponen 15.000 toneladas (16 millones de litros) más y un aumento del 30% respecto al mismo período del año pasado.


En total, las salidas al mercado de aceite de oliva en marzo superan las 140.000 toneladas, con un acumulado en lo que va de campaña de 783.000 toneladas, que suponen el 70% de lo producido en toda la campaña, con lo se estima que las salidas a final de campaña puedan estar entre 1,4 y 1,5 millones de toneladas, dependiendo del impacto del Covid-19.


COAG estima una reducción de existencias al final de la campaña en septiembre de un 23% respecto a la campaña anterior.