Benavente aplaza la celebración de Toro Enmaromado "hasta que sea posible hacerlo con seguridad"

Benavente aplaza la celebración de Toro Enmaromado "hasta que sea posible hacerlo con seguridad"

|



Las Fiestas de La Veguilla en Benavente han sido, desgraciadamente, muy distintas. El confinamiento social por la pandemia del coronavirus obligaba a transformar toda la celebración y petición del toro en la ciudad y a vivir las honras a la Virgen de la Vega desde los hogares. Por ello, desde el Ayuntamiento de Benavente preparaba un singular programa de fiestas, con tres actos principales, y que han podido seguirse a través del Facebook Oficial del Ayuntamiento de Benavente. 


A partir de las 12.30 horas, el alcalde de Benavente, Luciano Huerga y la concejala de Fiestas, Patricia Martín realizarban una ofrenda floral a la patrona de la ciudad, la Virgen de la Vega, para "que proteja a todos los benaventanos de esta pandemia". Tras esto, se realizará una segunda ofrenda floral por "todas aquellas personas que están luchando día a día en los hospitales". 


Después comenzaba la suelta de bombas, para que los vecinos se enteren desde sus casas del comiendo de la petición del toro. Estas comenzaban a las 13.11, 13.14 y la tercera a las 13.15 horas, cuando todos los benaventanos han comenzado desde sus balcones a entonar el tradicional "toro, toro, toro". Puesto que la celebración tiene que ser desde las ventanas, la concejala de Fiestas pide a los vecinos que decoren sus balcones y ventanas "con flores y motivos de las fiestas", además de salir a pedir el toro con el tradicional pañuelo rojo de Benavente. 


Ha sido a las 13.25 cuando Luciano Huerga ha salido al balcón del Ayuntamiento para dedicar unas palabras a los benaventanos, donde ha llamado a la unidad y a reconocido sentir "la Plaza Mayor llena de responsabilidad, tradición y orgullo benaventano". Finalmente, a las 13.30 horas se descubría la gran lona recogida en el balcón municipal, para descubrir un cartel donde se podía leer: "unidos por la tradición y la historia ante la adversidad. Todo va a salir bien. ¡Viva la Virgen de la Vega! ¡Viva Benavente!". 


Así pues y ante la incertidumbre de lo que pueda ocurrir en el mes de junio, el Ayuntamiento de Benavente no ha desplegado la imagen de un astado concreto para el Toro Enmaromado. Y es que como Luciano Huerga ha explicado: "este año queremos que haya toro, que el toro simbolice el resurgimiento de esta ciudad, que haya un toro de esperanza y de alegría, pero sobre todo, que haya un toro seguro". Pero el Equipo de Gobierno es consciente de la situación actual y venidera, y esta celebración podría atrasarse a los meses de agosto o septiembre, o en última instancia hasta 2021, como el propio alcalde reconocía en el balcón del Ayuntamiento. Porque el Toro Enmaromado se celebrará "siempre que sea posible hacerlo con seguridad".


Finalmente, a las 20.00 horas, la ya habitual caravana de sanitarios  que recorre la ciudad estará decorada de forma muy especial, con los escudos de todas las peñas de la ciudad.