Vox Zamora presenta una denuncia en la Fiscalía Provincial para que se investigue la gestión en residencias

Vox Zamora presenta una denuncia en la Fiscalía Provincial para que se investigue la gestión en residencias

|

Voz Zamora ha presentado una denuncia ante la Fiscalía de Zamora, como ha hecho el resto de la formación en todas las fiscalías provinciales, para que se investigue la gestión en las residencias de ancianos de toda España. 


Esta iniciativa de la Dirección de Política Parlamentaria (DPP) está coordinada con la Vicesecretaría Nacional Jurídica y pretende que "se esclarezcan las responsabilidades sobre la nefasta actuación que ha llevado a que nuestros mayores estén sufriendo unos índices de mortandad muy elevados, a la vez que exige la toma urgente de medidas para detener esta situación". 


La población mayor es más sensible a sufrir los estragos del coronavirus, pero en España "se ha visto agravada esta circunstancia por la falta de pruebas de detección de virus en este grupo de población, la falta de material sanitario en los centros de mayores, el retraso en la adopción de medidas en los centros y las directrices en varias comunidades de no atenderlos en los hospitales, pese a ser un grupo de alto riesgo". La denuncia sostiene también la diferencia existente entre las cifras reales de fallecidos y las que aparecen recogidas en las estadísticas oficiales. "Unos datos que ya han quedado de manifiesto en los contrastes realizados en comunidades como Castilla y León, Madrid o Cataluña. En ellas, los fallecidos en las residencias no se están computando como fallecidos por coronavirus. De esta manera las cifras oficiales quedan alteradas y no se pueden tomar las medidas adecuadas al “iempo epidemiológico”, añaden. 


Las fiscalías provinciales tienen competencia en materias de salvaguarda de derechos de los ciudadanos -como es el derecho a la vida, a la integridad física y a la salud- por eso les exigen que "tomen una serie de medidas urgentes". Entre ellas destaca la solicitud de que curse orden a las autoridades competentes para que se proceda a la inspección y el saneamiento periódico de todas las residencias de ancianos, independientemente de su titularidad. También se pide que se proceda a la entrega inmediata de material de protección sanitario para el personal de estos centros. 


Por otro lado, se exige que se hagan test de detección de coronavirus a todos los residentes y personal de las residencias de ancianos para poder establecer las medidas de tratamiento y el ingreso hospitalario en caso de que sea necesario y se dote de material de atención sanitaria a las residencias de mayores. El escrito también recoge la solicitud de que se actualicen "de manera inmediata" los datos reales de afectados y fallecidos para que "se pueda luchar correctamente" contra la extensión del coronavirus; se soliciten los datos de fallecidos y posibles fallecidos a los registros civiles, funerarias e institutos forenses y se expidan los correspondientes certificados médicos; y se investigue "de manera detallada" la asistencia médica recibida por ancianos fallecidos en centros de mayores y domicilios particulares y se establezca la forma en que se produjo el tipo de atención dispensada conforme a los protocolos y los plazos de respuesta y la explicación de por qué no hubo asistencia hospitalaria "en los casos en los que no tuvo lugar".