Un total de 690 alumnos zamoranos tienen problemas de conectividad para seguir las clases online

Un total de 690 alumnos zamoranos tienen problemas de conectividad para seguir las clases online

|

Desde que se suspendieran las clases presenciales el pasado 13 de marzo, los alumnos zamoranos han tenido que continuar su actividad lectiva a través de Internet. La Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León habilitaba unas 750 aulas virtuales, a través del Portal de Educación para todo el alumnado y profesorado de centros públicos de la Comunidad.


La educación de los niños zamoranos se trasladaba a las videoconferencias a través de 'Teams' y la descarga y entrega de tareas comenzaba a realizarse desde ‘Sharepoint’ y ‘OneDrive’. Servicios muy útiles para el intercambio de información, si cuentas con una buena conexión a Internet. Pero la realidad es que 690 alumnos, 210 más que hace unos días tras actualizarse los datos con los colegios, tienen problemas para utilizar estos servicios online y continuar con su formación académica. Por ello, durante las primeras semanas de confinamiento algunos alumnos han tenido que mantener el contacto con sus profesores a través de otros mecanismos, el teléfono principalmente, por falta de acceso a internet.


Ante esta tesitura la Junta de Castilla y León asegura que "intenta llevar la docencia ‘on line’ a todos los hogares", por lo que ya está proporcionando a los alumnos que lo necesitan tarjetas SIM de datos de 60 Gb. Durante los últimos días ya se han repartido 690 entre alumnos de Bachillerato y FP de Grado Medio y Superior de toda la Comunidad, incluida Zamora. Esa partida de tarjetas, de la compañía Movistar, la facilitó el Ministerio de Educación y Formación Profesional. Además, ya se han entregado otras 1.000 que Vodafone ha puesto a disposición de la Consejería de Educación. A las que hay que sumar otras 2.600 que adquiría días atrás la Junta de Castilla y León.


Una inversión en conectividad que esperan sea suficiente para que todos los alumnos de Zamora y el resto del territorio de la Comunidad puedan continuar con sus estudios sin mayores trabas.