Más de 200 monumentos de CyL en la 'Lista Roja' por el peligro de desaparecer mientras 53 han pasado a la 'Lista verde'

Más de 200 monumentos de CyL en la 'Lista Roja' por el peligro de desaparecer mientras 53 han pasado a la 'Lista verde'

|

La 'Lista Roja' que elabora Hispania Nostra desde 2007 incluye un total de 235 monumentos de Castilla y León que se encuentran en riesgo de desaparecer o destrucción y en la que aparecen obras que datan desde el siglo I antes de Cristo (a.c), como la calzada romana del Esla, en la montaña leonesa, hasta el pasado siglo xx, como la alcoholera de Santibáñez de Vidriales (Zamora).


Desde la Asociación Hispania Nostra han explicado a Europa Press que la inclusión de monumentos en la 'Lista Roja' se hace siguiendo las indicaciones de una comisión de especialistas en la materia y se incluye el patrimonio que está en riesgo de desaparecer, de ser destruido o de susfrir importantes alteraciones.


Pero Hispania Nostra también tiene una 'Lista Verde' que la forman los bienes patrimoniales que han salido de la Lista Roja ya que se han acometido medidas de protección y en esta lista se encuentran 53 bienes patrimoniales de Castilla y León.


En esta lista verde se encuentran el palacio fortificado de Los Zuñiga, en Curiel; la tumba megalítica de los Zumacales, en Simancas, ambos en la provincia de Valladolid, el monasterio Cisterciense de Fuentelmonge (Soria); el Cristo del Otero de Palencia; el puente Mayor y el alcázar de Toro (Zamora); la iglesia de San Pedro de Berlanga (Soria); la iglesia de San Isidoro de Ávila o la portada y restos de nuestra Señora de la Llana, en Burgos.


Asimismo, los canales romanos de La Cabrera, en León, la iglesia de San Martin de Tours de Salamanca, el Castillo de Ucero (Soria); el castillo de Santa Gadea del Cid (Burgos), el palacio de Conde Luna de León; el castillo de El Burgo de Osma; el puerto fluvial de Alra del Rey (Palencia); el Monasterio de San Pedro de Valdueza (León) o el convento agusino de Madrigal de las Altas Torres (Ávila).


De los 235 monumentos que figuran en la 'Lista Roja' y que se encuentran diseminados por toda la geografía de la Comunidad, trece de ellos pertenecen al patrimonio arqueológico, 115 monumentos al patrimonio religioso, 52 a la arquitectura civil, 50 al patrimonio militar y cinco al patrimonio natural.


Entre el patrimonio arqueológico se encuentra la tumba de los Zumacales, en el municipio vallisoletano de Simancas, que data del año 4.200 A.C; la presa romana del siglo II del río Arevalillo, en Nava de Arévalo (Ávila) o el dolmen prehistórico de Sahelicejos, en Villar de Peralonso (Salamanca).


Son numerosos los yacimiento arqueológicos de la Comunidad que se encuentran en peligro, según Hispania Nostra, como el yacimiento romano AD Legionem VII de Puente Castro (León), que data del I D.C; la necrópolis de San Martín de Ucero (Soria), del Siglo V D.C; el cerro romano de Numancia (Soria), del II A.C; la necrópolis de las Rueda de Pinta, en Padilla (Valladolid), del V A.C. o el yacimiento de Olleros de Pisuerga (Palencia), del I Antes de Cristo.


Entre las 60 iglesias incluidas en la 'Lista Roja' se encuentran la de Nuestra Señora del Rosario de Villar de Matacabras, en Ávila, que data del siglo XII; la de San Félix de Oca, del municipio burgalés de Villafranca, que data del siglo VI; y en la provincia de Burgos también la de San Miguel de Sasamón, del XII; San Miguel Arcángel, de Castrojeriz, del XIII o la de Santa María de Padilla de Arriba, del XII, mientras que en León encontramos la de San Miguel de Crémenes, del siglo XIV; Santa Lucía del Valdueza, en Ponferrada (XIV); San Vicente Mártir de Valdebembibre (XVI); San Pedro de Manzanedo (XII) o San Julián y Santa Basilisa, de Villaselán (XIII).


En Palencia, se encuentran en situación de peligro la ermita de la Virgen de Grijera, del siglo XI; la de Santa Bárbara de Brañosera (XVIII); San Martín de Tours de Frómista (XI) o la iglesia y la necrópolis medieval de Navas de Sobremonte (XIII); mientras que en Salamanca se encuentran la iglesia de Riolobor de Campo de Peñaranda (XII); el torreón de Guijuelo (XV) o la capilla de La Misericordia de la capital salmantina (XIV) y en Segovia se incluyen en la lista los templos de San Juan de Fuentes de Cuéllar (XIII); San Millán, de Sepúlveda (X) o la ermita de San Lorenzo de El Olmillo (XIII).


Del siglo XII figura la iglesia de San Miguel de San Pedro Manrique (Soria) y en esta provincia también se encuentran en peligro la iglesia de la Mercadera de Rioseco (Siglo XI) o la renacentista de Revilla de Calatañazor mientras que en la provincia vallisoletana se encuentran la iglesia de la Visitación de Valviadero, en Olmedo, del XIV; la de San Salvador de Peñaflor (XII) o la de El Salvador de Mota del Marqués del XVI, mientras que en Zamora en la lista están la de San Pedro de Villalpando (XII), la de Santa María de Mombuey (XII), San Pedro del Olmo de Toro (XIII) o la de San Juan de Santibáñez de Vidriales (XIII).


Treinta y cinco conventos y veinte ermitas completan la lista de patrimonio religioso en peligro de desaparecer como el de San Román de Santibáñez de la Peña (Palencia), del siglo X o el leonés de Santa María de Triano, en Villamol, del XI, mientras que en arquitectura civil englosan la Lista Roja desde la granja fortificada de Arcos de Jalón (Soria) del siglo X hasta el Hospital Mater Dei de Tordesillas (XV) o la casa forestal de Monte del Río Camba, en León, del XVI.


Dieciséis palacios también tienen un futuro incierto como de los Contreras, en el municipio segoviano de Laguna de Contreras, del XII; el de los Condestables del XVI en Berlanga (Soria); en de La Lastra, en Linares de Bricia (Burgos), del XII; el palacio de los Allende, en Burón (León) del XX; el de Tamariz de Campos (Valladolid), del XIII; el de Valdeláguila, de Arévalo (Ávila), del XVI; el de los Acuña, en Dueñas (Palencia), del XV; o el de Juan de Toledo (XV), en Mancera (Salamanca).


Entre las vías de comunicación históricas se encuentran la calzada romana del Esla, en León, del siglo I A.C; el puente del pueblo soriano de Vinuesa (I.D.C), y el puente de Fuentes de Valdepero (VI) en León; mientras que en el patrimonio industrial aparece desde el edificio de la Electra de Valladolid (XX) hasta el conjunto industrial del Pozo de Ibarra de La Pola de Gordón (León), del XX; pasando por el poblado minero de Corullón, o la fábrica de resina de Castrocontrigo, ambos enla provincia leonesa.


Treinta y tres castillos que salpican la geografía de la Comunidad también se encuentran en la Lista Roja como los de Santa Cruz, en Navagallega (Salamanca); el de Peñausende (Zamora), ambos del siglo X, o el de Palenzuela (Palencia), del IX; pasando por el de Caracena (X) en Soria; el vallisoletano de Villalba de los Alcores (XI) o el de Fuentidueña, del XI, en Segovia.


Murallas como la leonesa de Almarza, del XX, o la abulense de Arévalo, también del XII, junto a las cerca medievales de la capital leonesa, del XIII, pasando por las atalayas de Nogales (Soria), del X; el torreón de Órbita (Ávila), del XV, o la torre de los Velasco, de Espinosa de los Monteros (Burgos), del XIV, junto la fortón romano de la Calzada de Béjar, del III A.C, o el fuerte Alcaráz de Toro (Zamora, del X, completan la lista del patrimonio civil y militar que corre peligro de desaparecer.


En cuanto al patrimonio natural, figura en la Lista Roja el corredor del Adaja, en Arévalo y la zona abulense de La Moraña, y el jardín histórico de el Bosque de Béjar, del siglo XIII, en la provincia de Salamanca.