Toro prohíbe el traslado a sus segundas residencias y apela a la responsabilidad de sus titulares

Toro prohíbe el traslado a sus segundas residencias y apela a la responsabilidad de sus titulares

El alcalde de Toro, Tomás del Bien insta a los vecinos de la ciudad a que comuniquen cualquier incumplimiento de esta norma y lo pongan en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado
|

El alcalde de Toro, Tomás del Bien hacía público ayer un Bando Municipal para anunciar la prohibición de desplazarse a las segundas residencias de la ciudad. Una restricción que, de incumplirse, puede conllevar sanciones administrativas o, incluso, la imputación de un delito por desobediencia.


La llegada de los días centrales de la Semana Santa, aunque con estado de alarma de por medio, ha provocado un aumento de los desplazamientos, especialmente a zonas rurales de la provincia de Zamora. Pese a la prohibición cientos de personas se han preparado para acudir a las segundas residencias que tienen en localidades como la de Toro. Por ello, y apoyándose en Real Decreto 463/2020 de 14 de marzo, que incluye que solo estará permitido el desplazamiento a la vivienda de uso habitual, el Ayuntamiento de Toro prohíbe terminantemente el traslado individual, en grupo o familia desde cualquier punto de España hacia una segunda residencia ubicada en la localidad.


Un decreto que ejecutarán activamente ya que, como reza el Bando Municipal, el Consistorio pondrá en conocimiento de las autoridades competentes la ocupación de viviendas utilizadas como segunda residencia, y estas podrán sancionar y retornar a la primera vivienda a aquellas personas que no cumplan con la normativa. Un incumplimiento que puede implicar sanciones administrativas y, en su caso, la imputación de un eventual delito de desobediencia.


Además, desde el propio Ayuntamiento instan a los vecinos de la ciudad a que comuniquen cualquier incumplimiento de esta norma que puedan detectar, y lo pongan en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.


Por último, Tomás del Bien apela a la responsabilidad de los titulares de estas segundas viviendas de la ciudad "para que cumplan las normas del confinamiento, evitando poner en riesgo sus vidas, la de sus seres queridos y las de las demás vecinos con desplazamientos injustificados".