El coordinador de las UCIs garantiza que "hay margen" y que trabajan al 250% de capacidad con "máximo rigor"

El coordinador de las UCIs garantiza que "hay margen" y que trabajan al 250% de capacidad con "máximo rigor"

El doctor Jesús Blanco detalla que la edad de los pacientes no es un criterio único en la selección en UCIs
|

El coordinador de las UCIs de Castilla y León durante la crisis del coronavirus, Jesús Blanco Varela, ha garantizado que "hay margen" en estos servicios para atender por el momento la demanda de pacientes, al tiempo que ha reseñado que los profesionales trabajan al 250 por ciento de su capacidad normal con "máximo rigor" desde el punto de vista clínico y bioético.


Blanco Varela ha comparecido junto a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y la de Familia, Isabel Blanco Llamas, en la rueda de prensa diaria en la que se analiza la evolución de la enfermedad. En este foro, el doctor ha manifestado que del total de pacientes ingresados en los hospitales con COVID-19 el 13,1 por ciento están en UCIs, un dato que coincide con los estándares internacionales y que sitúa este porcentaje entre el 10 o el 15 por ciento.


De los pacientes que permanecen en cuidados intensivos el 92,5 por ciento cuentan con ventilación mecánica y necesitan respirados, frente a un pequeño porcentaje del 7,5 por ciento que requieren terapias con oxígeno por no estar "tan graves".


Blanco Varela ha señalado que en las últimas horas ha habido un 7 por ciento menos de incremento de ingresos en UCIs, un dato positivo pese al que ha pedido "precaución" porque es solo "una tendencia". "Llevamos dos días seguidos con un incremento menor que el día anterior", ha señalado.


Así, ha detallado que este viernes las UCIs de la Comunidad tienen 69 camas libres, el hospital que menos tiene alcanza las tres sin ocupar. Actualmente hay 354 ingresados de las 533 camas disponibles lo que da "un amplio margen".


Las UCIs actualmente han incrementado sus camas en un 250 por ciento, algo que ha sido posible, como ha detallado el doctor, por la "plasticidad" de los hospitales que ha hecho posible su adaptación. Así, ha detallado que entre otros recursos se han usado las instalaciones de reanimaciones post anestésicas, en el Río Hortega se han cerrado la unidades de quemados, cuyos pacientes se han trasladado, y se usa como unidad de expansión, también se han incluido los quirófanos y los respiradores de toda la red hospitalaria --pública y privada-- y los utilizados para formación. "Se ha hecho un gran esfuerzo de centralización de recursos materiales", ha destacado.


"Se han expandido enormemente las capacidades de atención a pacientes críticos, esto demuestra la plasticidad de los hospitales", ha defendido, tras lo que ha destacado la labor realizada en UCIs por "equipos mixtos" de profesionales liderados por médicos intensivistas en colaboración con anestesistas, lo que posibilita un tratamiento "multidisciplinar" que asegura un "tratamiento óptimo".


Jesús Blanco ha detallado además que se han trasladado a pacientes críticos de unos hospitales a otros, en concreto 12 de Segovia y cinco de Soria a Valladolid, desde donde se ha acudido en tres ocasiones a Burgos y Soria para realizar un sistema de oxigenación "extremadamente complejo" y que ha supuesto un "sobre esfuerzo" para los intensivistas.


"El trabajo de las áreas de UCIs es incansable y con gran rigor, hay que reconocerlo y darles todo el apoyo que merecen, todo se ha hecho respetando los principios que gobiernan la bioética", junto con una guía elaborada en este caso y que establece la selección de pacientes atendidos en UCIS en base a diversos criterios clínicos.


"Trabajamos con enorme presión, a más de un 200 por ciento, con un gran esfuerzo físico y psíquico y con el máximo rigor clínico y bioético", ha explicado, tras lo que ha detallado los cuatro principios básicos que son la "autonomía, beneficiencia, justicia y no maleficencia".


Más en concreto ha especificado que la edad no es un criterio único en la selección de pacientes, y ha insistido en que se debe valorar cada situación dentro de distintos parámetros como el contexto en el que se desenvuelve la enfermedad, las características de pacientes y otras patologías.


Por su parte la consejera de Sanidad ha agradecido la labor de los médicos que trabajan en las UCIs ante su "gran carga" asistencial. "Trabajan al límite de su capacidad física y psicológica", ha destacado, tras lo que ha garantizado que se está haciendo todo lo posible para reorganizar y tener materiales y recursos.