Covid19 sine die

Covid19 sine die

​Artículo de opinión de Tomás Hidalgo
|

Presiento que durante mucho tiempo vamos a tener en mente el covid19 las consecuencias presentes y las futuras, como será la sociedad a partir de ahora.


Leí el otro dia dos artículos que han creado en mí una sensación de incertidumbre y de zozobra, y que pueden ser indicativos de cómo la sociedad va a reaccionar, el primero de Carlos Velasco, director de Noticias CyL: hablaba, no sin razón, del cambio tan traumático que se va a producir en la sociedad y las relaciones  sinalagmáticas entre sus miembros, entre las personas y entre éstos todos los elementos que, de una u otra forma la conforman y se relacionan entre sí, política, sanidad, economía, actos recreativos y de entretenimiento, y de ¡empleo! sobre todo este último.  Hacía alusión don Carlos a “que las relaciones laborales, el empleo era uno de los elementos que más iba a sufrir como consecuencia de los ERTES aplicados por el Gobierno, válidos para unas empresas, pero, para otras, la muerte segura” . A esa diatriba creo yo que este país podrá hacer frente por la lectura que hago del segundo artículo y del que más tarde hare la consabida alusión que crea al mismo tiempo algo de incertidumbre y bastante esperanza.


Pero del resto, estoy con el pensamiento de Carlos, sí: “Nada será igual el día después”. Bien es cierto que, independientemente de cómo se solucione esta crisis sanitaria, va a quedar un resquicio de desconfianza de todos hacia todos y que es fruto, sin ninguna duda, consecuencia del absoluto secretismo con el que este gobierno ha manejado los datos de esta pandemia “del bicho”.


A este respecto ayer estuve escuchando al alcalde de Madrid Jose Luís Pérez Almeida y dio con una de las claves por las que estamos como estamos, decía el alcalde: "Los ciudadanos necesitan creer en las instituciones, necesitan confiar (en ellas). Las instituciones necesitan ganar credibilidad y para eso es necesario que los medios de comunicación puedan hacer su trabajo, puedan preguntar libremente. Para eso es necesario que el Gobierno responda".


¡Información! Esa es la clave, la sociedad se mueve hacia el sitio correcto, el legal, el adecuado para el interés general, si es informada. Salvo excepciones, ¿alguien cree que el confinamiento no se está llevando como se está llevando por que la sociedad ha tenido una cierta información? Afortunadamente, la existencia de más medios por los cuales la sociedad recibe información permite a esta crear y asentar una opinión y actúa como actúa en razón de la misma, la información recibida de la situación creada en China e Italia ha ayudado a conllevar el confinamiento con devota paciencia, porque saben de las consecuencias, y al fin y al cabo, han tenido conocimiento de que era el medio más adecuado para controlar este virus. Otra cosa son los medios puestos a su disposición para potenciar la prevención, eso es harina de otro costal y no es buena harina para hacer tortas.


Debemos entender que el derecho a recibir información que la Constitución garantiza en su artículo 20/d) A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. Como dice Don Jesús López de Lerma Galán “EL DERECHO A RECIBIR INFORMACIÓN VERAZ EN EL SISTEMA CONSTITUCIONAL. EL EJERCICIO PROFESIONAL DEL PERIODISMO COMO GARANTÍA DEMOCRÁTICA” ha sido determinante para la formación de una opinión pública libre y plural, así como la consolidación del Estado social y democrático de Derecho.


Sin ninguna duda el individuo actuará con absoluta libertad y sobre todo con responsabilidad por medio de su capacidad de obrar (no es baladí esa capacidad de obrar, de cómo se utilice crea obligaciones y derechos distintos) siempre y cuando reciba esa información veraz, información que un hombre libre y medianamente ilustrado analizará y creará en él una opinión que asentará sus actuaciones y por consiguiente sus responsabilidades futuras en sociedad.


Sobre el empleo todo dependerá de cuánto tiempo persistirá la inestabilidad del gobierno, y cuanta capacidad tenga para distorsionar las actuales reglas del juego de la economía, creando con ello dudas e incertidumbres en los actores económicos a todos los niveles. Pero de esta crisis si hay que sacar algo bueno, creo yo que va a salir, o ya está asentado en la economía de este país, un elemento primordial para la creación de empleo que se va a basar en base a nuevas relaciones comerciales y exigencias del mercado por cuestiones económicas y de seguridad


Hace unos días, y en  una entrevista que  la revista Expansión realizó al Ceo de Black Rock Larry Fink decía que "la economía se recuperará rápidamente". Y expone la clave por la que yo creo que será así, salvo como dije más arriba, que el gobierno no tenga oportunidad de distorsionar en demasía el esqueleto empresarial que hay.


Aseveraba Laurence Fink: “Que el brote ha afectado a los mercados de una forma tan repentina y brutal como solo vista en una crisis financiera clásica” y da la clave por lo que para mí crea cierta esperanza continúa diciendo Fink: “Cuando superemos este crítico periodo, el mundo será diferente. "La psicología de los inversores cambiará. Los negocios cambiarán. El consumo cambiará. Y confiaremos más profundamente en nuestras familias y entre nosotros para mantenernos a salvo".

Pues sí, como decía Carlos Velasco “nada será igual al día después” tanto que puede que se lleve por delante hasta el efecto globalizador de la economía. Puede que sea la oportunidad como dice Fink de confiar más en nuestra familia y en nosotros y añado: y en los comerciantes y la industria nacional.