Los despidos "ya no tenían cabida" en los ERTE

Los despidos "ya no tenían cabida" en los ERTE

Pide "no demonizar" a empresarios
|

El consejero de Empleo e Industria de la Junta de Castilla y León, Germán Barrios, ha recordado que los despidos "ya no tenían cabida" en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) como los que se están solicitando a raíz de la crisis sanitaria del coronavirus y no entiende "por qué abrir esta polémica" con el real decreto aprobado de medidas laborales aprobado por el Gobierno de España, al tiempo que ha pedido "no demonizar" a los empresarios.


"No termino de entender esto, por qué esta polémica, si estamos en un ERTE no cabe despido. No hay que abrir esta polémica, hay que colaborar", ha indicado Barrios en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por la consejera de Sanidad, Verónica Casado.


El consejero ha recordado que la prohibición de despedir durante el Estado de Alarma figura en los artículos 22 y 23 del real decreto, donde se habla de ERTE de fuerza mayor o causas productivas, pero ha insistido en que en este tipo de expendientes "no cabe despido" de acuerdo con la legislación vigente anterior a dicho decreto, a diferencia de lo que ocurre en los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) de carácter extintivo o bien en los casos de despido objetivo contemplados en el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores.


En este sentido, ha explicado que los despidos por estos supuestos y no relacionados con el Covid-19 podrán seguir produciéndose y ha recordado que "nueve de cada diez despidos son de carácter individual" en España.


Por todo ello, ha insistido en "no demonizar a nadie" y ha defendido que las empresas son en estos momentos "tan necesarias como los trabajadores".


En su intervención, Germán Barrios ha lamentado que en el nuevo decreto la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, no haya atendido las peticiones de Castilla y León para iniciar "cuantos antes" el reparto de los fondos de la Conferencia Sectorial y que permitan poner en marcha medidas de sostenimiento al empleo, así como que los fondos compartimentados para formación y modernización puedan ser transferidos en estos momentos al mantenimiento de los puestos de trabajo.


AGILIZAR ERTE
El consejero de Empleo e Industria ha mostrado su esperanza en que estas peticiones puedan ser atendidas en próximos decretos, así como aquella para agilizar la tramitación de los ERTE, de forma que las peticiones "no colapsen" las oficinas territoriales de Trabajo.


En este sentido, Barrios ha abogado por sustituir la constatación por parte de la autoridad laboral de la situación de fuerza mayor para acogerse al ERTE por una mera declaración responsable por parte de la empresa.


"No tiene por qué haber constatación por parte de los gobiernos regionales porque ya hay una norma jurídica que dice que hay fuerza mayor", ha recordado el consejero.


En cuanto al criterio de que las empresas reciban un silencio positivo para la aplicación de estas medidas tras cinco días de espera, la Junta de Castilla y León considera que ese plazo debería ampliarse hasta los 15, a fin de "dar seguridad jurídica" a los empresarios y que no se enfrenten a "efectos negativos" una vez se valoren sus ERTE.


"En cinco días muchas comunidades autónomas no vamos a poder resolverlos, por lo que un efecto de silencio estimatorio puede perjudicar a las empresas", ha advertido Germán Barrios, quien ha recordado las situaciones específicas que se presentan en cada empresa y que deben ser analizadas por la Administración.


Por último, el consejero ha recordado que en Castilla y León ya se aprobó el pasado 18 de marzo un formulario "claro" para aclarar la tramitación de los ERTE y ha apostado por mecanismos "de colaboración" y no de "control", al tiempo que ha reclamado un "equilibrio" entre empresarios y trabajadores y ha defendido el apoyo para ambos.