El Teatro Juan Bravo devolverá el importe de las entradas compradas en taquilla una vez finalice el Estado de Alarma

El Teatro Juan Bravo devolverá el importe de las entradas compradas en taquilla una vez finalice el Estado de Alarma

|

En un 27 de marzo, Día Mundial del Teatro, muy diferente a los conmemorados en años anteriores, el Teatro Juan Bravo de la Diputación, cuya actividad permanece suspendida desde el día 12 de marzo, quiere transmitir a sus espectadores un mensaje de cercanía y optimismo, además de la tranquilidad de asegurarles que el importe de las entradas adquiridas en taquilla para la programación suspendida será devuelto de forma íntegra, una vez finalice el Estado de Alarma y la situación regrese a la normalidad.


Por lo que respecta a las localidades adquiridas vía Tickentradas, la Dirección del Teatro recuerda que será la propia plataforma la que reembolse el importe, al mismo tiempo que pide paciencia, puesto que son muchas las entradas -de éste y otros auditorios- que gestiona la empresa y muchas también las peticiones recibidas que han solicitado la devolución de los tickets comprados. Tickentradas ya se puso en contacto con sus clientes para transmitirles cómo debían proceder para solicitar el reembolso del dinero y será cuestión de días que se lleve a cabo la devolución total de los importes. En cualquier caso, y debido a la prolongación del Estado de Alarma, ninguna de las entradas podrá ser reservada para futuras reprogramaciones o espectáculos aplazados, como se había contemplado en un principio.


El Teatro, que lamenta que las circunstancias hayan impedido la celebración de una jornada que se había programado con mimo y que iba a traer a José Sacristán una vez más sobre las tablas del Juan Bravo, no sólo para la representación de la obra ‘Señora de rojo sobre fondo gris’ de Miguel Delibes, sino también para la lectura especial de un manifiesto a favor de las artes escénicas, espera que pronto la crisis sanitaria sea resuelta con eficacia y las butacas del Juan Bravo puedan volver a llenarse, tanto de espectadores habituales como de caras nuevas.


Mientras llega ese momento, la Dirección trabaja en la contratación de futuros espectáculos, que en ningún caso serán programados hasta que la situación vuelva a la normalidad, y todos los trabajadores del Teatro Juan Bravo recuerdan las grandes ovaciones vividas en el auditorio y suman esos aplausos a todos los que la ciudadanía dedica, tarde tras tarde, a la función más importante de estos días: la que están desempeñando los sanitarios, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, las Fuerzas Armadas, las personas dedicadas a la limpieza, al transporte, a la alimentación o al cuidado de personas dependientes, entre otros.