El Ayuntamiento de Valladolid confirma diez positivos en la Policía, dos de ellos en prácticas y uno inactivo
Imagen de archivo

El Ayuntamiento de Valladolid confirma diez positivos en la Policía, dos de ellos en prácticas y uno inactivo

El SPPM reclama que se hagan test de Covid-19 a toda la plantilla y que se mejore la "estanqueidad" entre el turno de día y de noche
|

El SPPM reclama que se hagan test de Covid-19 a toda la plantilla y que se mejore la "estanqueidad" entre el turno de día y de noche


El Ayuntamiento de Valladolid ha confirmado este viernes la cifra de diez casos de positivo por Covid-19 entre los agentes de la Policía Municipal, aunque dos de ellos son policías que se encontraban todavía en prácticas y otro no estaba en servicio activo.


Así lo ha explicado a Europa Press este viernes el concejal de Seguridad Ciudadana y Salud Pública, José Antonio Otero, que ha precisado que de los diez casos, la gran mayoría presentan sintomatología leve, salvo uno que se encuentra grave y que es el funcionario que no se encontraba en activo para el servicio.


El Sindicato Profesional de Policías Municipales (SPPM) ha asegurado este viernes que la cifra de positivos confirmados con coronavirus en el cuerpo era de "al menos diez", cifra que ha confirmado el concejal de Seguridad Ciudadana y Salud Pública, que ha deseado a todos ellos una pronta recuperación.


Del total de diez, dos son alumnos de la Academia que realizaban prácticas antes de su incorporación al Cuerpo, un colectivo que dejó de tener actividad con la entrada en vigor del Real Decreto que regula el Estado de Alarma, según ha señalado el edil.


Además, debido a los casos positivos hay un grupo de agentes que se encuentra en sus domicilios en situación de aislamiento preventivo, de los cuales seis ya han pasado esa cuarentena sin presentar síntomas y se han reincorporado recientemente al servicio activo.


Otero ha recordado que se mantiene un protocolo de medidas de seguridad sanitaria, como el equipamiento de mascarillas y guantes para prestar servicio cuando pueda haber interacción con otras personas, la limitación de los vehículos policiales a solo un agente --ahora patrullan con dos coches o con un turismo y una motocicleta--, o medidas de distanciamiento en las comisarías y en los vestuarios.


Además, José Antonio Otero ha señalado que el personal de cada Comisaría de distrito no tiene contacto con agentes de otras comisarías, aunque cabe la posibilidad de que en una determinada jornada se pueda reubicar a algún agente en otra zona de la ciudad, pero en cualquier caso su punto de partida, donde tienen el vestuario, se mantiene en su distrito de origen. En estos casos, la instrucción es no entrar en contacto con agentes del otro distrito "salvo que sea absolutamente necesario".


Otero ha subrayado que "la inmensa mayoría de la plantilla arrima el hombro", e incluso se han dado casos de funcionarios policiales que estaban de baja laboral y han adelantado el alta, u otros que se habían jubilado recientemente y que se han puesto a disposición del Cuerpo.


El sindicato SPPM ha lamentado que la Policía Municipal "no ha tenido en cuenta" las propuestas que hicieron y que consideran que habrían preservado mejor la salud de los agentes. Por ello, la portavoz de esta agrupación, Elena Muñoz, ha insistido en reclamar que se realicen los test de Covid-19 a "todos los miembros de la plantilla" y en la creación de "grupos estancos de trabajo", con la premisa fundamental de mantener la separación entre los que realizan turno de día y de noche.