Crisis del coronavirus: bajonazo de las ventas en tiendas de alimentación frente al incremento en grandes supermercados

Crisis del coronavirus: bajonazo de las ventas en tiendas de alimentación frente al incremento en grandes supermercados

​Las ventas en estas pequeñas tiendas se ha reducido, ni más ni menos, que un 72%
|

La Federación de Comercio y Servicios de Valladolid (Fecosva) ha alertado de una caída en las ventas de los establecimientos de alimentación en la ciudad de un 72 por ciento por efecto de la crisis sanitaria, dato que contrasta con la subida que registran los grandes supermercados.


Así figura en la encuesta realizada entre sus asociados, en la que figura, además, que un 19 por ciento de los establecimientos vallisoletanos no contempla reducir su plantilla a pesar del impacto del coronavirus.

Como ha informado Fecosva a través de un comunicado remitido a Europa Press, un importante porcentaje de los comercios cerrados tiene un sólo trabajador autónomo, incrementándose, cuando el comercio tiene más de diez empleados.


La mayoría de los trabajadores autónomos solicitarán la prestación por cese de la actividad y el 28,10 por ciento que no sabe o no contesta se corresponde con aquellos cuyo comercio puede abrir, por lo que su decisión dependerá de los resultados económicos, subraya la federación.


En más del 60 por ciento de los establecimientos la actividad la realiza un solo trabajador autónomo y casi en el 40 por ciento del resto de los establecimientos tienen algún empleado. En éstos, la principal medida que adoptarán ante la crisis será la realización de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), concretamente en el 66,10 por ciento de los comercios, si bien en casi el 19 por ciento su titular no va adoptar ninguna medida de reducción de empleo.


ERTE


El uso de medidas como la suspensión del contrato de trabajo o los ERTE van en aumento en relación al mayor número de empleados, llevando hasta casi el 86 por ciento en los comercios con más de diez empleados, de acuerdo con las mismas fuentes.


Para afrontar esta crisis, los comerciantes consideran "necesarias y urgentes" medidas "más concretas", tales como la exoneración de las cuotas de autónomos y de los impuestos relacionados con la actividad económica durante dos o más meses, así como ayudas para el pago de las rentas de los locales arrendados y la realización de planes de incentivación de las ventas del comercio de proximidad.


Por otro lado, abogan por ayudas a fondo perdido y subvenciones para reanudar y reactivar el comercio de proximidad, así como para la financiación de la actividad y exoneración del IBI durante este año para los comerciantes propietarios de locales. Otra de sus reclamaciones es la exoneración de tributos y tasas de basura o de suministro de agua.


En cualquier caso, la encuesta refleja "un gran grado de esperanza" en que cuando se solucione la crisis sanitaria del coronavirus "se reanudará la actividad comercial".


Para este estudio, Fecosva ha realizado 153 encuestas entre el 20 y el 23 de marzo, el 21,57 por ciento de las cuales han correspondido a negocios de alimentación, el 15,69 a textil, el 9,15 a kioscos y otro porcentaje idéntico a salud y belleza, el 5,88 a hostelería, el 4,58 a joyería y el 33,99 a otros sectores.