Una vecina de Villamayor deberá abonar más de mil euros por beber en la calle en el estado de alarma y agredir en los genitales a un agente

Una vecina de Villamayor deberá abonar más de mil euros por beber en la calle en el estado de alarma y agredir en los genitales a un agente

​Ha sido condenada en un juicio rápido tras ser localizada el pasado martes saltándose el estado de alarma y ponerse agresiva en el cacheo
|

Una mujer ha sido condenada a una multa de 840 euros en Villamayor por saltarse el estado de alarma y agredir a un agente de la Guardia Civil. Además, deberá abonar 210 euros a este último por las lesiones provocadas. 


Según se destaca en la sentencia, este pasado martes, 24 de marzo, sobre las 17:30 horas, la condenada fue sorprendida por agentes de la Guardia Civil sentada en un banco de la calle San Miguel de Villamayor con un cartón de vino. 


Al verla, los agentes le preguntaron qué hacía allí a lo que respondió que podía estar donde le diera gana. Sin embargo, los agentes le indicaron que debía estar en casa frente al estado de alarma, por lo que le acompañaron a su domicilio. 


Sin embargo, poco después, minutos antes de las 19 horas se volvió a recibir una llamada avisando de que la acusada se encontraba fuera del domicilio. La hallaron sobre las 19:15 horas en la calle La Iglesia con una bolsa que contenía una botella de vino blanco y otra de tinto. Al volver a indicarle que debía volver a casa, respondía que no le daba la gana, por lo que fue detenida y llevada a las dependencias de la Guardia Civil. 


Una vez allí, en el cacheo a la acusada, esta comenzó a lanzar patadas, de manera que dos de ellas le dieron al agente en el muslo derecho y en la zona genital. De hecho, le provocó una contusión con hematoma en cara anterosuperior del tercio superior del muslo derecho y contusión con hematoma en cara anterosuperior del tercio superior del muslo derecho, así como otra contusión con inflamación de las partes genitales que curaran tras primera asistencia en 6 días de perjuicio básico.