COAG aclara que la oferta de Azucarera no tiene respaldo interprofesional ni institucional

COAG aclara que la oferta de Azucarera no tiene respaldo interprofesional ni institucional

Pide leer la letra pequeña
|

Los responsables de COAG han aclarado a los remolacheros que la oferta de descuento fijo que ha realizado la empresa Azucarera en la zona norte, que comprende Castilla y León, Rioja, País Vasco y Navarra, no tiene respaldo interprofesional ni institucional por lo que ha recomendado a los cultivadores que revisen la letra pequeña de los contratos y que sopesen las consecuencias antes de firmar.


"Se trata de una oferta que no ha trasladado ni negociado con las organizaciones profesionales agrarias ni tiene cobertura institucional legal", han insistido desde la OPA que ha tachado los métodos de Azucarera de "carentes de transparencia y capacidad negociadora" para advertir de que la oferta de la empresa se desmarca de un justo equilibrio en los beneficios económicos.


COAG ha recordado a este respecto que durante el anterior Acuerdo Marco Interprofesional la industria hizo una propuesta similar, que fuedebatida en la Mesa Nacional pero que no tuvo el consenso de las organizaciones profesionales agrarias que consideraron que la industria pretendía sacar ventaja económica frente a los remolacheros.


En este sentido, el responsable estatal de remolacha en COAG, Fernando García, ha asegurado que la propuesta de Azucarera tiene "claras desventajas" entre las que ha destacado el hecho de que una misma industria dirija su oferta a parte de los remolacheros, "vinculándola obligatoriamente a que dejen en manos de las fábricas la gestión de la recolección y la carga de la raíz". "Es decir, crea diferencias entre los cultivadores a favor de aquellos más controlados a conveniencia de la industria", ha advertido.


A esto ha añadido que entregar la remolacha entera se traduce en una disminución de la riqueza de todo el vehículo entregado por lo que, en su globalidad, no compensa económicamente al remolachero "aunquesí supone en todos los casos unos mayores beneficios para la industria". García ha explicado asimismo que de este modo Azucarera se apropia de lapulpa, "que según normativa comunitaria es propiedad del remolachero y, cuando menos, debe ser objeto de negociación".


"Por tanto, aunque puede parecer en principio interesante la opción de un descuento medio en función de las últimas tres campañas, sin embargo, esta posibilidad deja de ser tan interesante al exigirseobligatoriamente la entrega de la remolacha entera", ha advertido el responsable estatal de COAG.

García ha advertido asimismo de que Azucarera debe tener "muy presentes" las consecuencias de "ofertas sin cobertura legal" y no consensuadas, ya que no existe AMI en vigor y además están además paralizadas las negociaciones de un nuevo acuerdo. "Llegado el caso, cuando los laboratorios comiencen a recibir remolacha en la campaña de recepción del próximo otoño, estas ofertas podrían quedar en el limbo, es decir, sin eficacia", ha sentenciado Fernando García.


Ante esta situación, COAG ha recordado a los remolacheros que no hay "ninguna urgencia especial" en firmar los contratos correspondientes a las siembras de 2020 y ha reiterado el consejo de revisan de forma concienzuda los nuevos modelos que está ofertando Azucarera.