Detenido tras discutir con su pareja en la vía pública, amenazarla de muerte y golpearla

Detenido tras discutir con su pareja en la vía pública, amenazarla de muerte y golpearla

|

Agentes de la Policía Nacional de Burgos han detenido a un varón por un presunto delito de violencia de género, tras protagonizar varias discusiones en la vía pública con su pareja, amenazarla de muerte y golpearla, según informaron a Europa Press fuentes policiales.


Los agentes tuvieron que intervenir en dos ocasiones ante las llamadas de ciudadanos que habían observado a la pareja discutir en la vía pública. 


La primera actuación se produjo ya de madrugada tras una llamada al 091, en la que el comunicante alertaba de una discusión que estaba presenciando en la vía pública y cuyos protagonistas, una pareja joven, se encontraban muy alterados.


Una vez localizados, la dotación policial se entrevistó con ellos, pero ambos manifestaron que solo se trataba de una discusión de pareja sin importancia, marchándose cada uno a su domicilio, ya que, según dijeron, no mantenían relación de convivencia.


Más tarde, otra llamada volvía a requerir la intervención policial ante otra discusión de la misma pareja que, nuevamente, se había reunido en la calle. A su llegada, y a pesar que en ese instante mostraban una actitud cariñosa entre ellos, los agentes observaron varios objetos de la mujer tirados por el suelo.


Se entrevistaron con testigos que afirmaron que poco antes estaban discutiendo y peleando, así como que incluso el varón se había dirigido a la mujer para amenazarla de muerte, además de golpearla y haciéndola, caer al suelo.


Por ello, los policías procedieron de inmediato a la detención del individuo como presunto autor de un delito de violencia de género, por el que pasó a disposición de la autoridad judicial.


En el transcurso de la intervención policial y detención, el agresor reconoció que había ejercido violencia contra su novia cuando se volvieron a reunir en la calle después de la primera intervención policial.


Sin embargo, la víctima trató de disculpar a su novio e insistió a los agentes en que no había sucedido nada y que los vecinos eran unos chivatos por llamar a la policía y mentir en su versión sobre el hecho.