Los obispos de Ávila y Palencia, ingresados por coronavirus, reciben ánimos y oraciones en redes sociales

Los obispos de Ávila y Palencia, ingresados por coronavirus, reciben ánimos y oraciones en redes sociales

|

El obispo de Ávila y exsecretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, y el obispo de Palencia, Manuel Herrero Fernández, han sido ingresados estos últimos días tras dar positivo en coronavirus. Asimismo, el obispo titular de Ófena y capellán del Hospital San Juan de Dios de Zaragoza, el navarro José Luis Redrado, también ha dado positivo en COVID-19. Los obispos contagiados han recibido mensajes de ánimo y de oración a través de las redes sociales.


El extremeño José María Gil Tamayo (Zalamea de la Serena, Badajoz), de 62 años, ingresó el pasado viernes por la tarde en el Hospital Nuestra Señora de Sonsoles de la ciudad tras haber dado positivo en coronavirus. El propio prelado fue quien informó de su ingreso el sábado a través de su cuenta de Twitter. Según informó la diócesis, el obispo estaba a la espera de saber si puede seguir el tratamiento en su domicilio.


"Desde ayer tarde estoy ingresado en el Hospital Ntra. Señora de Sonsoles de #avila al haber dado positivo en el test del #Covid-19. Confío poder continuar el tratamiento en casa.Os pido sigamos rezando para que pase pronto esta pandemia. ¡Gracias a los Personal de asistencia sanitaria hombre Personal de asistencia sanitaria mujer y a cuantos nos ayudan!", subrayó Gil Tamayo el sábado en el tuit, que ha recibido casi medio centenar de comentarios de "ánimo" y con deseos por su pronta recuperación.


Gil Tamayo fue secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española entre 2014 y 2018 y el Papa Francisco le nombró obispo de Ávila en noviembre de 2018. Previamente, en 2006 Benedicto XVI, le había nombrado consultor del Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales, realizando una destacada labor de comunicación en el Vaticano durante la renuncia al Pontificado de Joseph Ratzinger y la elección del cardenal argentino Jorge María Bergoglio como nuevo Papa.


Por su parte, el cántabro Manuel Herrero Fernández, obispo de Palencia, ingresó en el Hospital Río Carrión en la mañana del pasado sábado al presentar un cuadro de fiebre alta y dar positivo en COVID-19. En conversación telefónica con el prelado, la diócesis confirmó que se encuentra "con buen ánimo y positividad" y que "ha reiterado su confianza y agradecimiento por los esfuerzos, trabajos y desvelos que están llevando a cabo todo el personal sanitario del complejo hospitalario de Palencia".


En un comunicado, la diócesis reitera la invitación que hizo el obispo en días anteriores a "cultivar la oración personal y la lectura de la Palabra de Dios en familia. Orar unos por otros, por los difuntos, por quienes padecen la enfermedad, por sus familiares y amigos, por el personal sanitario, así como por quienes trabajan por la contención en la propagación del virus".


Por otro lado, la diócesis de Zaragoza ha informado de que el obispo titular de Ófena (Italia) y capellán del Hospital San Juan de Dios de Zaragoza, monseñor José Luis Redrado, originario de Navarra, también ha dado positivo en COVID-19. Redrado fue durante 25 años secretario del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Agentes Sanitarios del Vaticano.


"Estoy recluido entre cuatro paredes, bien, sin fiebre, haciendo vida de cartujo. Tiempo infinito, agenda nueva, despacio, saboreando la vida, cambiando rutinas. Señor ¿qué quieres de nosotros? Rezad. Yo lo haré por vosotros. Tengo más tiempo", ha asegurado el prelado a la diócesis.