¿Qué hacer con la basura en hogares con coronavirus?
Verónica Lacasa - Europa Press

¿Qué hacer con la basura en hogares con coronavirus?

|

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este domingo la orden sobre la gestión de los residuos procedentes de los domicilios, hospitales, ambulancias o demás centros que hayan tenido contacto con el coronavirus.


El Ministerio de Sanidad ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la norma en la que se establece que en los hogares con personas con casos positivos o en cuarentena por el Covid-19, la basura se deberá introducir en bolsas de fracción, cerradas, y ser depositadas en el contenedor de residuos de origen doméstico.


En la misma se avisa de que "queda terminantemente prohibido depositar tales bolsas en los contenedores de recogida separada (orgánica, envases, papel, vidrio o textil) o su abandono en el entorno o en la vía pública".


Según explica la Orden, los residuos del paciente, incluido el material desechable utilizado por la persona enferma (guantes, pañuelos, mascarillas), se deben tirar en una primera bolsa de plástico que debe ser depositada en un cubo de basura --recomendado con pedal de apertura y tapa-- ubicado en la habitación del enfermo.


Dicha bolsa se debe cerrar e introducirse en una segunda bolsa, al lado de la salida de la habitación, donde además se depositarán los guantes y mascarilla utilizados por el cuidador, y se cerrará adecuadamente antes de salir de la habitación.


Posteriormente, se añadirá al resto de residuos domésticos en la bolsa de basura correspondiente al cubo de fracción resto. Finalmente, se cerrará y se depositará en el contenedor y la persona se lavará la manos, siguiendo las recomendaciones de Sanidad.


BOLSAS DIFERENCIADAS
La norma indica además que "se podrán establecer recogidas diferenciada de las bolsas procedentes de centros/lugares donde se dé un elevado nivel de afectados por Covid (residencias, hoteles hospitalizados, etc.) mientras dure la crisis sanitaria". Estas bolsas se deberán identificarán externamente (por ejemplo, mediante cinta aislante o similar) y se depositarán conforme a lo que establezcan las autoridades responsables de la recogida de residuos.


Asimismo, tras la recogida, no se procederá en ningún caso a la apertura manual de las bolsas de fracción resto en instalaciones de recogida ni de tratamiento. Éstas se destinarán a la incineración, preferiblemente, o al vertedero.