Estos son los cambios en el transporte público de Valladolid ante el Estado de Alarma por el coronavirus

Estos son los cambios en el transporte público de Valladolid ante el Estado de Alarma por el coronavirus

​Consulta todas las modificaciones que ha realizado Auvasa, a continuación
|

El 14 de marzo de 2020 el Gobierno de España mediante el RD 463/2020 decreta el Estado de Alarma que, entre otras medidas, recoge la obligación del sostenimiento del servicio público esencial de transporte público en entornos urbanos. El 15 de marzo de 2020 el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana mediante la ORDEN TMA/230/2020 establece que “se debe mantener la oferta de transporte (público), si bien se pueden establecer porcentajes de reducción de servicios” y también que “la rapidez de la evolución de la situación exige un escenario dinámico en el que es necesario a la vez tanto coordinación, como agilidad en la respuesta y en la adecuación de los servicios a una realidad que cambia diariamente”.


En el día de hoy jueves 19 de marzo se publica la ORDEN TMA/254/2020 por la cual el Ministerio de Transportes regula las condiciones de utilización del transporte público urbano: acceso por la puerta trasera en caso de no disponer de mampara de protección para el conductor, activación automática de las puertas, no ocupación de los asientos inmediatamente posteriores al puesto de conducción o la obligación de que los viajes se realicen de forma individual a excepción de acompañantes a personas con movilidad reducida. Todas ellas ya habían sido llevadas a cabo con anterioridad por AUVASA.


Desde la declaración del Estado de Alarma, AUVASA ha volcado todos sus esfuerzos para “garantizar que los ciudadanos puedan acceder a sus puestos de trabajo y los servicios básicos en caso de ser necesario”. De esta forma, se acordó sostener la oferta habitual de transporte público de la ciudad con objeto de garantizar así las mínimas aglomeraciones posibles dentro de los autobuses.


AUVASA monitoriza todos los días la situación del servicio. El lunes el descenso del número de viajeros, respecto un día normal, fue del 87%, de un 89% el martes y un 89% también el miércoles. En ningún caso se han superado ocupaciones del 20%, siendo en el 98,61% de las expediciones la ocupación de los autobuses inferior al 15% y la ocupación promedio de la red del 7%. Estas ocupaciones permiten la distancia de metro y medio y dos metros entre personas dentro del autobús, garantizando así las recomendaciones de seguridad sanitaria para los viajeros.


Para garantizar este punto, recientemente, se ha limitado la ocupación máxima de los vehículos a 20 pasajeros en el caso de los autobuses rígidos estándares de 12 metros y de 30 para los autobuses articulados de 18 metros. Además, AUVASA tiene establecido un protocolo por el que los conductores avisan al centro de control cuando la ocupación de un autobús empieza a acercarse a esos valores. En el caso de llegar a los mismos, recibe la instrucción de no aceptar viajeros, al tiempo que se envía otro autobús de refuerzo para recoger a los eventuales pasajeros que permanecen en las paradas.


AUVASA se dispone a ajustar el servicio con el objetivo de poder garantizar el mismo a lo largo del tiempo que dure la situación de crisis por el coronavirus COVID-19. Para ello, se ha llevado a cabo un análisis detallado de los datos de los últimos días, utilizando técnicas de BigData y Microminería de datos. Se ha comprobado el uso de cada expedición por línea, las ocupaciones entre paradas en cada tramo; obteniendo la información suficiente para poder reducir la oferta de servicio en aquellas líneas y tramos horarios donde existe un uso realmente bajo del autobús.


Esta reducción del servicio entrará en vigor a partir del sábado 21 de marzo. AUVASA continuará su labor de control continúo y evaluación, para ajustar el servicio a las nuevas necesidades que vayan surgiendo, siempre garantizando que los ciudadanos puedan acceder a sus puestos de trabajo y a los servicios básicos en caso de ser necesario, en las condiciones sanitarias adecuadas. AUVASA trabaja en la elaboración de nuevos horarios específicos y adaptados a la nueva situación que supondrán nuevos ajustes.


MEDIDAS ADOPTADAS


Se adaptarán los horarios de las líneas en aquellos momentos del día en que manifiestan una demanda de viajeros y una ocupación de los autobuses que no justifica un transporte colectivo. De manera general, para facilitar la adaptación de los viajeros en esta transición a los nuevos horarios definitivos que están elaborando, los nuevos horarios se asemejan a los utilizados en domingos y festivos o en los meses de verano. Los usuarios pueden consultar el detalle específico de cada horario en la web de AUVASA: www.auvasa.es


ü Los últimos servicios de cada línea se realizarán a las 22:00. Ante el prácticamente nulo uso de los autobuses a partir de dichas horas.

ü Líneas suprimidas: 10, 13, 14, 23 y 33. Estas líneas se suprimen a consecuencia del reducido número de viajeros y por disponer las zonas afectadas de otras líneas que ofrecen cobertura suficiente.

ü Los fines de semana el servicio se reduce a un 50% del habitual para domingos y festivos con carácter general a excepción de la línea H. Esto se comenzará a aplicar desde el próximo sábado 21 de marzo.

ü Los días laborables, desde el lunes 23 de marzo:

o Líneas que modifican su horario completo al de domingos o verano: 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 18, 19

o Líneas que modifican su horario vespertino al de domingos: 1 y 5.

o Líneas que mantienen su oferta actual sin modificación: 9, 13, 16, 17, 24, C (C1 y C2)

ü Líneas que refuerzan su servicio: H (refuerzos en hora punta) y extensión del servicio a fines de semana.


Este ajuste de los horarios de servicio supone una reducción del 30% en días laborables, con mayor intensidad en las tardes que en las mañanas. Además, desde el próximo fin de semana (21 de marzo de 2020), la oferta de servicio será la mitad de la correspondiente a los domingos. Así, la oferta de servicio general estos días supondrá una reducción del 70% respecto a los días laborables. A excepción de la línea H, que comenzará a dar servicio también los fines de semana. Se recuerda que el servicio de Búho ya había quedado suprimido, así como las lanzaderas Universitarias y la línea 26 que da servicio al centro San Juan de Dios.


La línea H Hospitalaria será reforzada en la hora punta de mañana y medio día para responder al uso que se está haciendo de la misma en estas franjas. Además, para garantizar el acceso de sanitarios y usuarios del hospital se va a ampliar su servicio a los fines de semana, servicio que actualmente no se prestaba, como respuesta a las peticiones recibidas en este sentido.

AUVASA pide disculpas a los ciudadanos que puedan ver alterada su rutina a consencuencia de estos cambios. El servicio queda garantizado y espera que los usuarios afectados puedan adaptarse a los cambios y sean compresivos con la situación que padecemos el conjunto de la sociedad. Estos cambios son necesarios para garantizar la sostenibilidad del servicio en el medio y largo plazo.