El HUBU prevé 1.500 contagiados en un escenario "moderado", con un 6% de alta mortalidad

El HUBU prevé 1.500 contagiados en un escenario "moderado", con un 6% de alta mortalidad

El Hospital Universitario de Burgos (HUBU) prevé 1.500 contagiados en la ciudad en un escenario "moderado", según ha señalado este miércoles el jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos, José Antonio Fernández Ratero
|

El Hospital Universitario de Burgos (HUBU) prevé 1.500 contagiados en la ciudad en un escenario "moderado", según ha señalado este miércoles el jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos, José Antonio Fernández Ratero.


Ratero ha explicado que, en ese posible escenario en la capital burgalesa, se estima un seis por ciento de pacientes críticos con una alta mortalidad, por lo que ha destacado la necesidad de preparar el complejo hospitalario para esa posible coyuntura.


Fernández Ratero ha señalado que se ha diseñado un protocolo en el HUBU para poder atender todas las necesidades actuales, de tal modo que las tres salas de UCI se han dispuesto ya para ello.


En estos momentos, el Hospital Universitario de Burgos registra 56 pacientes positivos en planta y 22 en críticos en la UCI en estado muy grave, por lo que el equipo de profesionales se reúne cada día para sopesar planificación y análisis de datos.


José Antonio Fernández Ratero ha explicado que, como medida complementaria, se ha recurrido ya a la Unidad de Reanimación Posanestésica, de manera que las siguientes tres fases del protocolo prevé la ocupación de los espacios de los que dispone.


NECESIDADES DE MATERIAL


Por su parte, el jefe del Servicio de Medicina Intensiva, Luis Buzón, ha dejado claro que "el hospital está preparado" y ha destacado la importancia de ser "optimista" ante una situación así, a la vez que ha reiterado que es imperante que se disponga de todo el material necesario para proteger al personal y evitar una "situación inmanejable".


Buzón ha insistido en que la realidad es "dura" y ha avanzado que el hospital instalará una carpa en las próximas horas para cribar a los pacientes positivos, de tal manera que se ingrese a los más graves y se mande a casa en pocos minutos a los que no requieran hospitalización.El jefe del Servicio de Medicina Intensiva ha destacado la necesidad, por otro lado, de dotar a las residencias de personal profesional suficiente para dar una atención "digna y buena" a sus usuarios porque, de lo contrario, se podría llevar al colapso del hospital, que debe centrar sus esfuerzos en salvar el mayor número de vidas posible.


OTROS HOSPITALES


También ha dicho que es "absolutamente necesario" que se disponga de los hospitales Divino Valles, San Juan de Dios y Recoletas al cien por cien y con la mayor brevedad posible.


Por su parte, el responsable de personal de Enfermería del HUBU, Carmelo Villafranca, ha explicado que se ha procedido a una reorganización de los trabajadores, que ha supuesto incrementar contratos y se han puesto en marcha unidades para la recepción de pacientes con coronavirus, un trabajo "muy intenso" en todos los sentidos.


Finalmente, el coordinador del jefe de Sección de Anestesia y Reanimación, Juan Manuel de Vicente, ha explicado en su área se dará prioridad a partir de ahora a tumores y casos de urgencia.