Iglesias celebra la aprobación del "escudo social" tras un tira y afloja dentro del Gobierno

Iglesias celebra la aprobación del "escudo social" tras un tira y afloja dentro del Gobierno

|

El vicepresidente segundo de Derechos Sociales del Gobierno, Pablo Iglesias, ha celebrado este martes que, "tras mucho trabajo", se ha aprobado el paquete de medidas destinado a proteger a familias, trabajadores, autónomos y empresas de los efectos económicos del coronavirus, después de varios días de "intenso debate" y 'tira y afloja' en el seno del Ejecutivo de coalición, sobre el alcance que debían tener estas medidas.


"Tras mucho trabajo hemos logrado aprobar en el Consejo de Ministros un 'Escudo Social' contra el Coronavirus para proteger a la gente trabajadora, autónomos, empresas y familias del impacto del #COVID19", ha asegurado en mensaje en Twitter, recogido por Europa Press. "Seguimos trabajando en más medidas para los próximos días", ha apostillado.


Iglesias y los suyos han logrado sacar adelante algunas de las principales cuestiones que habían puesto sobre la mesa del Consejo de Ministros desde la semana pasada, como por ejemplo, la moratoria en el pago de las hipotecas para los trabajadores que hayan perdido su trabajo o hayan visto reducidos sus ingresos por la pandemia y las medidas de contención, o la prohibición de suspender durante un mes los suministros de energía, gas natural y agua a personas vulnerables.


NO LOGRAN LA MORATORIA EN EL PAGO DE ALQUILERES

Sin embargo, finalmente no han conseguido incluir en el real de decreto aprobado este martes, que desarrolla el bautizado como "escudo económico y social", la moratoria en el pago de alquileres para personas en situación de vulnerabilidad, a pesar de sus esfuerzos.


El Gobierno de coalición llevaba días inmerso en una discusión sobre el tipo de medidas a adoptar, con una parte de los ministros, tanto de Unidas Podemos como del PSOE, defendiendo la necesidad de incrementar el gasto público todo lo que sea necesario; y otro grupo, favorable a ser más cautos y responsables con las indicaciones de Bruselas.


Además, Iglesias trató sin éxito durante el Consejo de Ministros extraordinario del pasado sábado que este paquete de medidas económicas y sociales se aprobara conjuntamente con el decreto de estado de alarma, pero finalmente quedó pendiente para este martes.


Como consecuencia, Unidas Podemos desplegó en las redes sociales una dura campaña de presión al PSOE para reclamar la necesidad de que se implementase cuanto antes una especie de 'New Deal' con medidas "valientes", que priorizara las ayudas a los trabajadores y las familias frente al cumplimiento del déficit, para que no ocurra como en la crisis de 2008 y sean "los más vulnerables" los que paguen las consecuencias de la expansión del coronavirus.


Al igual que decenas de dirigentes y cargos públicos de Unidas Podemos salieron entonces para exigir esas medidas, este martes tras el Consejo se han volcado en celebrar la aprobación de ese real decreto que movilizará 200.000 millones de euros de inversión, así como en destacar las propuestas impulsadas por las carteras en manos de Podemos y sus socios.


Por ejemplo, la ministra de Igualdad y 'número dos' de Podemos, Irene Montero, ha asegurado que frente al coronavirus, "nuestro país no debe dejar a nadie atrás". "Dar un apoyo económico y social a las familias es tan importante como garantizar un apoyo sanitario. La austeridad y recortes de la crisis de 2008 no deben repetirse", ha añadido.


"En 2008 tras el crash financiero, se tomó un cierto camino. Se rescató a los bancos y se dejó caer a trabajadores, autónomos y PyMEs. Aunque soy consciente de que quedan cosas por hacer, estoy orgulloso de que mi gobierno haya decidido tomar otro camino", ha reivindicado por ejemplo el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, en un mensaje en las redes sociales.


En dicho mensaje, Echenique ha vuelto a dar difusión a esas medidas, entre las que destacan, además de las ya mencionadas para garantizar el derecho a la vivienda y a los suministros básicos, la agilización del proceso de autorización de ERTEs con el objetivo de que las empresas hagan un paréntesis y cuando pase la crisis se conserve el empleo, evitando despidos y cierres.


A su vez, su portavoz adjunta en el Congreso y secretaria de Feminismos de Podemos, Sofía Castañón, ha celebrado que se tomen medidas para apoyar a pymes, personas autónomas y trabajadores por cuenta ajena, pero ha avisado de que para "blindar" ese "escudo social", necesitarán "aún más".


"Y seguiremos hablando entre otras cosas de alquileres y de las personas en situación más vulnerable", ha enfatizado, haciendo referencia a esa medida para paralizar el pago de alquileres en situaciones de vulnerabilidad que no han conseguido aprobar.


"Hoy se marca el rumbo, dando un primer paso. De aquí solo es posible salir de la mano de la gente trabajadora", ha afirmado por su parte el portavoz de Podemos, Rafa Mayoral. "Hoy se pone rumbo a un plan de choque que evite los errores de 2008 y no deje a nadie atrás. Esta crisis no la pueden pagar los de siempre. La sociedad civil nos marca el camino", ha asegurado el diputado de En Comú y presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens.