Sindicatos reclaman que se protejan los derechos de los docentes ante el coronavirus
CORONAVIRUS

Sindicatos reclaman que se protejan los derechos de los docentes ante el coronavirus

En Salamanca han sido tres, hasta el momento, los profesores infectados
|

La Federación de Enseñanza de USO, en la actual situación de excepcionalidad, que se ha cobrado ya el contagio de tres profesores en Salamanca, considera imprescindible seguir las instrucciones que están dando las autoridades sanitarias y reforzar al máximo las medidas de higiene y seguridad indicadas. En estos momentos, consideran “muy importante” la colaboración con las administraciones y, entre todos, contribuir a paliar los efectos más perjudiciales de esta grave situación.


Desde el sindicato comparten con las autoridades que la salud pública está siempre en primer lugar, y que es necesaria la cooperación y la disciplina social para superar cuanto antes la actual pandemia de COVID-19. Los plazos de las medidas destinadas al aislamiento y distanciamiento social serán determinantes para comprender su repercusión sobre la economía y el empleo en el futuro. También recomiendan “prudencia, paciencia y sentido común para no fomentar estados de pánico que dificultarán la adopción de las respuestas colectivas necesarias”.


En este escenario inédito desde el punto de vista social, económico y laboral, la Federación de Enseñanza de USO pide a las administraciones que asuman y arbitren, de manera urgente, aquellas medidas que permitan a los trabajadores y a las empresas afrontar con suficiente garantía estos críticos momentos, con el fin de minimizar al máximo el impacto sobre el empleo que está produciendo la paralización de tantas actividades y sectores, especialmente en los colectivos más vulnerables. “Es necesaria una mayor seguridad jurídica en esta coyuntura tan inesperada como novedosa y habilitar fondos públicos suficientes para hacer frente a todas las contingencias provocadas por el coronavirus”, aseguran.


USO apoya la interrupción de las actividades lectivas en los centros educativos, que debe llevarse a cabo considerando la seguridad de los profesionales de la enseñanza, del alumnado y de sus familias. “La presencia en los centros de trabajo debe reducirse al mínimo y sustituirse por todos los procedimientos que permitan el trabajo educativo a distancia, online, también escalonar turnos de trabajo y aplicar mayor flexibilidad horaria”. Conciliar trabajo y obligaciones familiares es una necesidad para gran número de trabajadores de la enseñanza con hijos en edad escolar. Afortunadamente es posible continuar el proceso educativo en muchos centros con las nuevas tecnologías, aunque sería deseable haber alcanzado ya la universalización de estas herramientas.


USO insiste en que “debe priorizarse siempre la salud de toda la comunidad educativa, y en un contexto tan cambiante como el que exige la pandemia del coronavirus, estaremos atentos a todas las recomendaciones de las Consejerías de Educación para contribuir a una pronta solución que devuelva a la normalidad nuestro sistema educativo”.