Piden cuatro años para un taxista acusado de saltarse un semáforo y matar a un repartidor de Telepizza
Imagen: Europa Press

Piden cuatro años para un taxista acusado de saltarse un semáforo y matar a un repartidor de Telepizza

Un taxista de Valladolid, A.S.G, se expone a una posible condena de hasta cuatro años de prisión como consecuencia del accidente registrado en octubre de 2018 en la capital donde falleció en el acto un repartidor de Telepizza que circulaba en motocicleta
|

Un taxista de Valladolid, A.S.G, se expone a una posible condena de hasta cuatro años de prisión como consecuencia del accidente registrado en octubre de 2018 en la capital donde falleció en el acto un repartidor de Telepizza que circulaba en motocicleta.


Esa es la petición que la letrada de la acusación particular, en representación de la familia de la víctima, ha mantenido invariable en el juicio que ha quedado visto para sentencia este lunes en el Juzgado de lo Penal número 4 de Valladolid, donde la acusadora sigue imputando al taxista de un delito de homicidio imprudente y otro de conducción temeraria, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.


La familia del fallecido pide también la privación del derecho a conducir por espacio de cuatro años del encausado y su inhabilitación especial como profesional del taxi por seis años, junto con una indemnización de 185.000 euros en favor de la familia del fallecido--el seguro ha abonado la práctica totalidad de la cuantía, a falta de 10.000 euros--.


El fiscal del caso, por su parte, solicita una condena de dos años por delito de homicidio por imprudencia grave y la privación de carné de conducir durante tres años, así como la apertura de una pieza separada de responsabilidad civil.


NIEGA QUE SE SALTARA EL SEMÁFORO


El suceso se produjo sobre las 01.30 horas del día 25 de octubre de 2018 cuando el taxista A.S.G. conducía su vehículo de transporte público por la Avenida de Salamanca a una velocidad superior a la permitida, como así él mismo reconoció en el juicio y que un informe de la Policía Municipal sitúa en unos 90 kilómetros hora, para una vía de 50, y al llegar al cruce con la calle Francisco Mendizábal no respetó el semáforo que se hallaba en rojo, algo que él ha negado de forma categórica.


Fruto de ello, según las acusaciones, se produjo el choque entre el taxi y el ciclomotor marca Yamaha que conducía José Ignacio S.O, de 38 años, quien en ese momento, tras concluir su jornada como repartidor en Telepizza, se disponía a regresar a su casa. El motociclista murió casi en el acto.


La víctima convivía con sus padres y tenía una hermana mayor.