​Así lucen ‘Las Tres Marías y San Juan’ restauradas en su 50 aniversario

​Así lucen ‘Las Tres Marías y San Juan’ restauradas en su 50 aniversario

Tanto las imágenes como la mesa estaban muy afectadas por los insectos xilófagos
|

El paso de Las Tres Marías y San Juan volverá a las calles zamoranas el próximo mes de abril totalmente restaurado. El trabajo realizado, aunque no ha sido continuo, ha durado prácticamente todo el año y ahora luce ya resplandeciente en el interior del Museo de Semana Santa.


La Cofradía de Jesús Nazareno decidió restaurar este paso que estaba deteriorado fundamentalmente en el suelo y en la estructura. Así, el escultor Ricardo Flecha se ha centrado en la restauración del suelo, mientras que Javier García de Castro ha sido el artífice de la restauración de la estructura aunque también se ha trabajado sobre las figuras.


En el 50 aniversario de esta talla de Hipólito Pérez Calvo se ha intentado “volver a los orígenes”, ha remarcado Ricardo Flecha quien para la elaboración del suelo ha buscado la sincronización y consonancia con las imágenes.


El paso estaba muy afectado por los insectos xilófagos que atacan a la madera, por ello se ha decidido elaborar el nuevo suelo con madera de cedro atlántico.


Por su parte, la estructura ha pasado de ser de madera a aluminio tras haber comprobado que es el mejor material para que no haya combaduras ni dilataciones, y se ha procedido a la desinsectación del paso en la mesa y en las figuras con tres tratamientos.


En la mesa además se han retirado las capas de barnices del artesonado dejando al descubierto muchos detalles de flores y tallados que antes no se veían y se ha aplicado cera natural, así como se ha tenido que hacer refuerzo en algunas piezas, todo con madera de cedro de Brasil en vistas a olvidar los ataques de los xilófagos.


Las figuras también estaban afectadas por estos insectos y se ha procedido a realizar un tratamiento contra estos y tapar los agujeros que enían para posteriormente aplicar una capa de cera natural.

   Álbum: Las Tres Marías y San Juan tras su restauración