​Empresas de Toro, Sanabria, Aliste, Alba, Tábara y Sayago mejoran sus opciones de éxito
Imagen: archivo

​Empresas de Toro, Sanabria, Aliste, Alba, Tábara y Sayago mejoran sus opciones de éxito

Gracias al proyecto Creceer
|

La Consejería de Economía y Hacienda, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE), ha mejorado las opciones de éxito de 48 empresas de la zona transfronteriza con Portugal, gracias al proyecto europeo CRECEER, del que también se han beneficiado pequeñas y medianas empresas lusas. Se trata de un proyecto Interreg V A España-Portugal (POCTEP) financiado en un 75 % con fondos FEDER, con un presupuesto total cercano a los 2 millones de euros, del que el ICE gestiona el 45 %.


CRECEER promueve una red de cooperación entre empresas de entornos rurales transfronterizos en los sectores agroalimentario –gourmet- y turístico, mediante la mejora de la calidad y el diseño de sus productos y servicios, la incorporación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en sus modelos de negocio y ofreciendo una identificación común y específica que pone en valor los recursos propios de estas zonas.


En Castilla y León, el proyecto opera en la zona Sur de la provincia de Ávila; El Bierzo, en León; Ciudad Rodrigo y Vitigudino, en Salamanca, y tres comarcas zamoranas: Toro, Sanabria y la zona de Aliste-Alba-Tábara-Sayago.


En las regiones Norte y Centro de Portugal, se eligió Douro, Trás-os-Montes, Beira Baixa, Beiras y Serra da Estrela. Todos estos lugares coinciden en su carácter rural, accesibilidad limitada, baja densidad y envejecimiento de la población y altas tasas de emigración de profesionales a otras comunidades o países en busca de oportunidades laborales. De ahí que este trabajo, que refuerza la competitividad y opciones de futuro de 48 empresas -25 del sector agroalimentario y 23 del turístico-, resulte tan importante.


Diagnóstico y medidas innovadoras


En primer lugar, se estudió la base empresarial y los recursos endógenos de cada zona, para lo que se visitó un total de 145 empresas en Castilla y León, recogiendo datos sobre sus necesidades, sus puntos débiles y sus fortalezas. Con toda esta información y la facilitada por agentes económicos y sociales e instituciones de cada comarca, se han determinado las oportunidades de desarrollo viables y las opciones para reforzar la competitividad de las empresas y se han diseñado planes estratégicos de acción a la medida de la realidad económica cada zona.


Para hacer más competitivas a estas empresas, se han practicado diagnósticos de calidad e implementado las medidas que han sugerido esos diagnósticos, se programan planes de comercialización para sus productos y servicios, se facilita una agenda en cada uno de los dos sectores y planes de promoción y marketing específicos, además de jornadas sobre procesos de calidad e innovación.


Estas empresas han contado, además, con talleres para mejorar su competitividad, aumentar la productividad, atraer trabajadores cualificados y profesionalizar la gestión para superar sus dificultades. Así, se les han propuesto soluciones innovadoras de organización y gestión de procesos productivos, como los mapas estratégicos o control de la producción Lean-Manufacturing, entre otras. De esta forma pueden modernizar su estructura y procesos e incorporar la calidad, el diseño y la transformación digital para crecer y exportar.


También se trabaja con ellos en el terreno de la innovación tecnológica a través de clases y diagnósticos de marketing digital y sobre servicios en la nube. Por otro lado, cerca de 500 usuarios reciben ya el boletín de vigilancia competitiva, que lleva 16 ediciones sobre el sector agroalimentario y 14 sobre el turístico.


Por último, el ICE pone a disposición de todos estos empresarios la Lanzadera Financiera, que reúne un buen número de opciones de ayudas y financiación para que sus negocios puedan progresar.