Cancelado el Carnaval de Venecia ante el avance del Coronavirus en Italia

Cancelado el Carnaval de Venecia ante el avance del Coronavirus en Italia

|

Italia ya registra un total de 132 casos de Cornavirus con dos fallecidos. Escalofriantes datos que han hecho que se haya tomado la determinación de cancelar el Carnaval de Venecia. Uno de los eventos más importantes del mundo no se celebrará este año por miedo a una mayor propagación de la enfermedad.


El presidente de la región de Véneto, Luca Zaia, ha informado que de que de acuerdo con el Ministerio de Sanidad de Italia “se han cancelado todos los eventos públicos y privados y se ha dispuesto el cierre de escuelas y museos hasta el 1 de marzo, incluido el carnaval de Venecia”.


El número de casos de coronavirus en Italia ha superado ya el centenar y ha entrado en vigor las restricciones de movimiento decretadas a última hora del sábado por el primer ministro italiano sobre esta región y el Véneto, las más afectadas por la epidemia.


Lombardía acapara la inmensa mayoría de los casos, 89, seguida de Véneto, con 17. En estas regiones se han registrado los dos fallecidos por la enfermedad. A estas regiones se suman Emilia-Romaña, con dos casos, Lacio, con otros dos, y Piamonte, con un caso confirmado, según ha enumerado Fontana en una entrevista con Sky TG24.


El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, anunció este sábado la adopción de un decreto legal para la contención de epidemias que restringirá la entrada y la salida en estas dos regiones afectadas por el coronavirus, tras una reunión mantenida con el director de la Agencia de Protección Civil de Italia, Angelo Borrelli.







Los eventos deportivos en las regiones de Lombardía y Véneto han sido cancelados, incluidos los tres partidos de fútbol de la Serie A, la primera categoría italiana, entre Inter-Sampdoria, Atalanta-Sassuolo y Verona-Cagliari. A partir de este lunes, todas las universidades de ambas regiones permanecerán cerradas durante una semana.


Asimismo, todas las localidades donde vivan más de 50.000 personas se han convertido en "zonas rojas", bajo cuarentena. Allí, "el acceso a servicios públicos esenciales y negocios para la compra de necesidades básicas está sujeto al uso de equipo de protección personal".


Además, a todos aquellas personas que hayan mantenido "contactos cercanos con casos confirmados" se les deberá aplicar la "medida de cuarentena con vigilancia activa", según el decreto.