La Guardia Civil avisa: cuidado con las relaciones a través de Internet

La Guardia Civil avisa: cuidado con las relaciones a través de Internet

​Detrás de la pantalla puede haber delincuentes por lo que da una serie de recomendaciones para evitar ser estafado
|

La búsqueda de pareja o relaciones sociales es actualmente una práctica habitual de los usuarios de Internet. Pero en muchas ocasiones, lo que vemos a través de nuestras pantallas dista mucho de la realidad, por lo que hay que ser conscientes de los riesgos asociados a esta práctica.


Así, asociado al proceso de búsqueda de pareja o amigos, existe el riesgo del ciberacoso, por lo que se debe tener mucho cuidado con lo que se comparte por la red. No se debe revelar información personal comprometedora ni información confidencial con personas a las que no se conozca personalmente. 


Además, también se puede dar acoso sexual, de manera que suplenta la identidad de otros usuarios por medio de fotos robadas y se ganan la confianza de la víctima para establecer una cita cara a cara. No se debe aceptar la amistad de cualquiera y siempre es mejor quedar en lugares públicos e ir acompañados. 


Pero también puede haber consecuencias económicas. A través de la confianza de la víctima, se puede llegar a pedir pequeñas cantidades económicas que se irán incrementando a lo largo del tiempo. Se trata de un fraude que se evita no facilitando ningún tipo de información personal, o no aceptando mensajes de invitación de desconocidos en las redes sociales o descargas de enlaces que no son de confianza. 


Por último, ligado a todo lo anterior, se puede producir la sextorsión en el caso de que se haya practicado sexting, esto es el envío de material audiovisual producido por uno y con connotación sexual. Así, su difusión o pedir contrapartidas por no difundirlo, se ha convertido en un filón par alos delincuentes, que suelen utilizar perfiles falsos.


Recomendaciones


Ante ello es importante seguir una serie de recomendaciones para no caer en trampas. La primera es no revelar información personal o confidencial a desconocidos, y en el caso de quedar con la persona, mejor en lugares públicos y con alguien. 


Comprueba si la otra persona cuenta con una foto real o no a través de herramientas como tineye.com o Google Images y no abras archivos adjuntos a través del correo por si conteniera algún tipo de malware.


Si se realiza a través de algún tipo de red social o plataforma de contactos, lee opiniones de otros usuarios y las condiciones de uso antes de aceptar nada y certifica que se puede dar de baja cuando se desee. Y, por supuesto, no envíes dinero a un supuesto pretendiente bajo ninguna circunstancia.  


Crear perfiles falsos cuyo fin es el engaño es fácil y gratuito, y está al alcance de cualquiera. Por lo tanto, si usas páginas de citas, o para encontrar pareja, tienes que ser consciente de los peligros potenciales implícitos en su uso. No se trata de no usarlas, sino de saber dónde puede esconderse un delincuente potencial.