Emprender y trabajar en Salamanca: la Oficina de Promoción Económica y el CEFOL
SERVICIOS MUNICIPALES

Emprender y trabajar en Salamanca: la Oficina de Promoción Económica y el CEFOL

El Ayuntamiento de Salamanca dispone numerosas herramientas para empresarios, emprendedores y desempleados con el fin de consolidar el tejido laboral de la ciudad
|

NOTICIASCYL SALAMANCA continúa este domingo con su serie dominical de reportajes sobre los servicios municipales. Todo aquello que el Ayuntamiento de Salamanca tiene en marcha en su labor de servir al ciudadano y mantener la ciudad en el mejor estado posible. Áreas municipales de las que puede disponer cualquier vecino de Salamanca y que este diario acerca para que pueda conocerlas un poco mejor. Hoy, la Oficina de Promoción Económica y el CEFOL.


Casi todos los caminos que apuntan a la prosperidad de un núcleo poblacional conducen al empleo. Un mercado laboral rico y estable es garantía de crecimiento en cualquier sociedad y, aunque no es una competencia municipal, el Ayuntamiento de Salamanca lo sabe. Por eso pone a disposición de los ciudadanos una serie de recursos enfocados fomento del tejido empresarial de la ciudad a través de varias áreas municipales. En concreto, la de Promoción Económica y Oportunidades de Inversión, encabezada por Juan José Sánchez, y el CEFOL, dependiente del Servicio de Mujer, Empleo e Igualdad de Oportunidades del Área de Bienestar Social, que lidera Ana Suárez.


En plena Plaza Mayor de Salamanca se encuentra la Oficina de Promoción Económica del Ayuntamiento. Un espacio municipal que alberga el desempeño de un equipo de trabajo que persigue tres objetivos fundamentales: impulsar el emprendimiento, colaborar con la consolidación de empresas y pymes y fomentar la inserción laboral de los desempleados. De forma presencial, los salmantinos pueden exponer sus proyectos y explorar los recursos que allí ponen a su disposición.


Entre las actividades que realiza la Oficina de Promoción Económica destaca el programa de coworking, que en septiembre cumplirá su quinta edición y se prolonga durante cinco meses, con notables resultados en las experiencias previas. Según explica Juan José Sánchez, incluye formación específica con un mentor personalizado para desarrollar una idea de negocio. Antes, en marzo, llegará la segunda edición del Centro de Alto Rendimiento para Pymes (CARP), enfocado a fomentar la competitividad de las empresas y aumentar su rendimiento. Formación específica, talleres grupales y, de igual modo, un mentor personalizado. Ambas están cofinanciadas por la Escuela de Organización Industrial.


Una entidad, la EOI, que también colabora en la futura creación de dos cursos a la carta el próximo septiembre. Enfocados a generar perfiles específicos en base a las necesidades que transmiten las empresas. “Además, participan en la elaboración del programa, en la formación del personal y en la tutorización de los jóvenes”, manifiesta Sánchez, indicando a su vez que está dirigido a menores de 30 años, universitarios o graduados en Formación Profesional, desempleados e inscritos en Garantía Juvenil.


Por otro lado, el Ayuntamiento tiene previsto lanzar un programa denominado 'Mi primera experiencia laboral' enfocado a recién titulados. “Hasta ahora se había hecho con contratos de seis meses, pero ahora pretendemos ampliarlos hasta un año y sacarlos de forma reiterada para que los alumnos sepan que pueden hacer currículo en una empresa una vez se licencien. He mantenido reuniones con los vicerrectores de ambas universidades para que les informen de que existen estas líneas en el Ayuntamiento. No queremos hacerles la competencia, sino todo lo contrario, que los alumnos encuentren un itinerario alternativo”, explica.


Otro de los objetivos que tiene Juan José Sánchez al frente de Promoción Económica es mover la bolsa de empleo que ya tiene el Ayuntamiento. “Es bastante desconocida y, aun así, el año pasado tuvimos 466 ofertas, 158 demandantes y 365 inscripciones. Pretendo que lo conozcan la mayor parte de las empresas para que sea aún más potente”. Igualmente ocurre con el Observatorio Urbano Socioeconómico, que también pasa bastante desapercibido, pero pone a disposición de los emprendedores datos penitentes para desarrollar su plan de negocio y comprobar su viabilidad.


Una vez desarrollado el plan, desde la propia oficina se enfoca a posibles financiaciones. “Tenemos convenios con once entidades bancarias y el pasado diciembre hemos firmado un nuevo convenio con Iberaval para facilitar financiación a los emprendedores o a empresas que necesitan liquidez y pueda acceder a crédito con mejores condiciones”. Por otro lado, este año habrá talleres formativos de profesionales especializados para explicar otros tipos de financiación posibles.


Otra novedad “potente” en Promoción Económica es la creación de SíCREA. Una oficina para agilizar todos los trámites municipales a la gente que quiera empezar con su empresa. Evitar que se tengan que mover por todas las áreas municipales y que desde aquí se gestionen todas las necesidades que puedan tener”.


Dentro de la Estrategia Tormes+, en el edificio de la antigua remolachera, Promoción Económica lanzará un 'fun lab'. Un lugar donde los emprendedores que no tengan un espacio propio puedan desarrollar sus proyectos con maquinaria a su servicio las 24 horas del día. Además, con la intención de que pueda servir para generar sinergias y fomentar el networking.


Asimismo, con el objetivo agilizar los trámites para las nuevas empresas, Promoción Económica tiene previsto incorporar una línea 900 para centralizar el asesoramiento. Cabe destacar que el año pasado hubo 243 peticiones presenciales que terminaron en la creación de 54 empresas en Salamanca.


Por otro lado, entre los grandes objetivos del área para los siguientes ejercicios, se encuentra potenciar el liderazgo femenino. Una iniciativa impulsada entre la administración y el tercer sector para que mujeres con alta cualificación consigan aún más conocimientos para realizar un “cambio necesario” en la administración pública. Además, Salamanca será sede de una gala de emprendedoras a nivel autonómico que tendrá lugar en los próximos meses de mayo o junio, organizada junto a la Fundación Finnova.


Centro de Formación y Orientación Laboral


En el corazón de Pizarrales, en la calle Profesor Lucas, se encuentra el centro Miguel de Unamuno que integra el Centro de Formación y Orientación Laboral, dependiente de la Concejalía de Familia e Igualdad de Oportunidades, que encabeza Ana Suárez. Allí trabajan con perfiles de menor cualificación y con mayor riesgo de vulnerabilidad. Personas sin titulación, mayores de 45 años, desempleados de larga duración, inmigrantes, mujeres víctimas de violencia de género o personas con discapacidad. Colectivos, en definitiva, cuyo acceso al mercado laboral es más complicado.


Muchas de las personas que acceden al CEFOL buscan información sobre cómo encontrar un trabajo. “Hacemos con ellos un itinerario totalmente personalizado. Contamos con educadores y formadores, pero también con educadores sociales y psicólogos, que analizan su situación, detectan los factores que aumentan su vulnerabilidad y, sobre ellos, intentan trabajar para dotarles de herramientas que les permitan acceder con las mayores garantías al mercado laboral”, indica Ana Suárez.


Fundamentalmente, lo que necesitan es formación. “Son colectivos que no suelen tener titulación o han trabajado en sectores en los que ahora mismo hay más dificultades. Ha ocurrido, por ejemplo, con la construcción. Desempleados con más de 45 años y con dificultades para reinventarse”. En el CEFOL proporcionan formación cualificada y reglada, que ha obtenido distintos certificados, para garantizar conocimientos curriculares y prácticas en empresa. Además de la formación específica también imparten formación complementaria muy demandada y que puede resultar mu útil, como la informática, que permite trabajar en varios sectores.


Uno se los pilares del CEFOL son los programas mixtos de formación y empleo, en los que las personas reciben una formación, pero son contratadas a la vez por el Ayuntamiento para realizar tareas en espacios municipales. El año pasado se gestionaron 212 contratos dentro de este programa, que está financiado o bien por el SEPE o bien con fondos europeos.


Sin embargo, lo que más quieren potenciar ahora, según indica Suárez, es la contratación en la empresa ordinaria. “Requiere un trabajo importante de intermediación con las empresas. Tenemos que explicar bien qué hace,os, cómo lo hacemos, y porque las personas que recomendamos desde CEFOL pueden desarrollar el empleo, trabajar en equipo, comportarse con los compañeros y los jefes y tener una normas de convivencia porque las hemos trabajado. En ese trabajo de intermediación hemos conseguido 121 contratos, por lo tanto, estamos en la dirección correcta”.


En lo que concierne al futuro más inmediato, CEFOL pretende implementar un modelo parecido al establecido en Promoción Económica en cuanto a formar en base a los perfiles que las empresas necesitan. “Estamos en el punto de analizar con los empresarios cuáles son los perfiles en los que necesitan contratar perdonas con unas competencias determinadas. Podemos y queremos adaptar la formación a las necesidades reales de los empresarios. Esa es la parte que cierra el círculo y es en lo que estamos insistiendo”, concluye.