Valladolid, el reino del compostaje

Valladolid, el reino del compostaje

Se han ejecutado en la provincia siete de los 31 proyectos piloto
|

La Junta de Castilla y León ha ejecutado en la provincia de Valladolid siete de los 31 proyectos piloto de compostaje comunitario financiados por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y que buscan cumplir con los objetivos de reciclaje establecidos.



El viceconsejero de Infraestructuras y Emergencias, José Luis Sanz; el delegado territorial de la Junta en Valladolid, Augusto Cobos, y el director general de Calidad y Sostenibilidad Ambiental, Rubén Rodríguez, han visitado este viernes el proyecto piloto de compostaje comunitario de Viana de Cega, uno de los siete puestos en marcha, según ha informado la Junta en un comunicado remitido a Europa Press.


Además de Viana de Cega, en la provincia de Valladolid se ha implantado esta iniciativa de reciclaje de residuos orgánicos en los municipios de Castrodeza, San Pelayo, Torrecilla de la Orden, Villanubla, Zaratán y Boecillo, donde se han instalado compostadores, cubos marrones de diez litros para la separación de la materia orgánica de los hogares y un arcón para el material estructurante.


Sanz, Cobos y Rodríguez han explicado que la previsión para el futuro es hacer un seguimiento y evaluación de los resultados de estos proyectos durante el próximo año y se quiere dar visibilidad a estas actuaciones mediante una campaña de difusión a otros núcleos de población, con el fin de impulsar la implantación de estos puntos de compostaje en amplias zonas del territorio de la Comunidad.


ZONA DE COMPOSTAJE DE VIANA DE CEGA


Viana de Cega cumplía con todos los requisitos que plantea el proyecto al disponer de parcelas verdes municipales de 21 metros cuadrados, así como de fracciones verdes trituradas (poda, hojas, paja o virutas).

Asimismo, tiene una persona encargada para la zona de compostaje y un mínimo de 12 familias comprometidas a separar su biorresiduo que viven de forma permanente en el municipio.


La zona de compostaje cuenta con tres compostadores de 800 litros, un arcón para almacenamiento de material estructurante, losetas de hormigón en el suelo de tipo celosía, un termómetro para el control de la temperatura, una lona identificativa y otra lona informativa.