Socialistas salmantinos defienden su Ley de Eutanasia por “ética y moral”

Socialistas salmantinos defienden su Ley de Eutanasia por “ética y moral”

El PSOE cree que tiene que ver con el derecho, con la dignidad y con la calidad de vida de las personas
|

“Creemos que el derecho a una muerte digna, el derecho a la eutanasia tiene que ser una opción para cualquier ciudadano que esté pasando por una situación de sufrimiento personal y doloroso en la que no se sabe o se desconoce cuándo va a tener fin”, ha manifestado ante los medios en rueda de prensa el diputado del PSOE por Salamanca, David Serrada, junto a los senadores salmantinos Elena Diego y Fran Díaz, tras aprobarse en el Congreso días atrás la tramitación de la Ley que regula la Eutanasia.


“La Ley de Eutanasia es la ampliación de un derecho básico, de una garantía básica de vida y de libertad para todos los españoles” ha añadido Serrada, un compromiso electoral y programático además de ético y moral del PSOE y, por tanto, del Gobierno progresista de España.


El parlamentario salmantino ha defendido que esta Ley “no tiene nada que ver con la Ley de Cuidados Paliativos”, que el PSOE pretende también mejorar y ampliar, sino con el derecho, con la dignidad y con la calidad de vida de las personas. Un derecho que se puede ejercer de manera libre y voluntaria, “aquí nadie está obligando a nada, ni se está obligando a un paciente ni se está obligando a un profesional a que tome una decisión que no quiera tomar” ha afirmado.


Por tanto, es una Ley, ha continuado, “garantista tanto para los pacientes como para los profesionales que tengan que abordar esa situación”. Una ley que lo que pretende es ampliar la cartera de derechos como siempre ha hecho el partido socialista cuando ha gobernado, “ampliar los derechos y la calidad de vida de las personas”


En esta misma línea se ha expresado la senadora por Salamanca Elena Diego quien, “frente a los que nos quieren llevar a la confusión, generando una especie de miedo en la sociedad diciendo que se ha creado una ley bordeando prácticamente el terrorismo casi de Estado” ha dicho que es una Ley que “regula un derecho subjetivo de las personas, un derecho más que se sustenta y se sujeta en la Constitución española”.


Es una ley además, que da seguridad a los profesionales porque admite la objeción de conciencia y, por tanto, “una Ley garantista, ética, jurídica desde el punto de vista sanitario”.


Elena Diego ha destacado cuatro cuestiones para desmentir todas las falsedades que se han dicho sobre ella, “es una Ley para casos concretos, la decisión tiene que venir avalada por muchas personas, profesionales sanitarios, que son además testigos de ella, y puede ser revocada en cualquier momento. Es una ley necesaria que no conoce ni de religiones ni de ideología”


Argumentos que han sido refrendados por el senador por designación autonómica Fran Díaz para quien “la obligación de los legisladores es que las leyes se parezcan cada vez más a la sociedad”, y eso es algo que ha seguido a rajatabla el Partido Socialista ya que “no hay derecho civil que no haya llevado de la mano durante todas las épocas en que ha gobernando. El apoyo que esta Ley tiene por parte de los españoles según el CIS es amplísimo, “el 70% de los ciudadanos está a favor de la regulación legal de la Eutanasia” ha concluido