¿Posibles causas de la posible crisis del cristianismo, IX?

¿Posibles causas de la posible crisis del cristianismo, IX?

|

0. ¿Se pueden y se deben estudiar y analizar las razones-motivos-causas de la descristianización de Europa? ¿Por qué el cristianismo parece que está en declive y en decadencia en Europa, en muchos sentidos y aspectos de la realidad o no lo está…?



  1. Si la sal se vuelve sosa, quién la salará, dice el Evangelio.


Quizás la sal no se haya vuelto sosa, pero si medio sosa. Y este es uno de los graves problemas, porque la gente necesita a Dios, y tiene que ver signos claros, cuándo los percibe, las personas se vuelcan, sea el cura de Ars, Teresa de Calcuta, Pío de Pietrelcina, y otras docenas que han surgido en estos dos siglos, por poner una fecha y cifra, donde existe documentación suficiente.


Una cadena de hierro no permite que vuele un pájaro, una cadena de oro tampoco. Quizás, las personas consagradas, sean buenas personas, pero les falta, ese último impulso, para entregarse-darse-donarse totalmente al Ser Supremo, y que Él obre, obre según sus dones y sus gracias…



  1. El cristianismo como cualquier otra ideología, si quiere permanecer en el corazón de los humanes, y hacerlo con formas y medios morales y éticos, sin engañar a nadie, sin propaganda, debe utilizar el arte o las artes para expresar modestamente sus ideas y sus convicciones y creencias.


Una cosa es manipular los cuerpos y las mentes y las almas de las personas, y otra muy distinta, modestamente expresar su lenguaje y conceptos, con las artes. En la medida de lo posible el cristianismo tiene que con todas las artes, difundir su mensaje, sin engañar, ni mentir, ni manipular, sino sencillamente. Con el cine, la poesía, la pintura, el teatro, y todas las demás artes, que sean legales y morales y ortodoxas…


¿Cuántos millones de poemas, podrían surgir de millones de cristianos, si cada parroquia, en su página Web tuviese una pestaña para el arte poético, el arte en valores y las artes con valores adecuados, etc.? ¡Por poner, un ejemplo…!



  1. ¿La mayoría de humanes, cómo viven una vida digna y con derechos, se creen que no necesitan a un Ser Superior?


¿Otros creen que las religiones y por tanto, Dios, sea una invención humana, sea una necesidad humana, va en contra de sus propias ideologías sociopolíticas…?


¿Aquellos de allí, no aceptan algunas normas de tipo ético religiosos o de otro tipo, y por tanto, por no aceptar un mandado o tres van en contra de cien, o van en contra de la aceptación del Ser Supremo…?


Cada uno, tiene una supuesta razón, para negar a Dios, pero olvidan las cien o mil que tienen para afirmarlo. Esa pequeña razón o motivo, o si se quiere gran razón o causa, puede ser de todo tipos de motivos o razones o causas, pero olvidan las docenas y cientos de motivos y razones y causas que tienen para acercarse a Dios, o al menos, estar abiertos a la posibilidad de su existencia.



  1. ¿La mayoría de las jerarquías religiosas, no tienen suficiente conocimientos, ni experiencia propia de los caminos de la teología espiritual, ni para autodirigirse ellos mismos, ni para pedir consejo y ser dirigidos por otros que sepan más, ni de dirigir a otros…? ¿Se puede intentar averiguar la respuesta a esta pregunta o cuestión, saber qué grado de desconocimiento espiritual, teórico y práctico, de experiencia y de conceptos sufren las jerarquías religiosas y las personas consagradas en este campo? ¿Y es a la vez la raíz de muchos otros errores, la enorme secularización que ha existido en estas últimas décadas, en estos sectores, el elevado grado de mediocridad, con toda prudencia dicha, la falta de santidad suficiente, a personas religiosas y consagradas, incluso admitiendo que quizás sea la época en que menos escándalos se han producido, porque existen menos miembros consagrados y con votos, y los que están tienen más vocación, más seguro de lo que quieren, no se insertan en la vida religiosa, para sobrevivir en la vida y en la existencia, etc.?



  1. El cristianismo no utiliza de forma conveniente las biografías de los grandes santos y santas que están inscritos en su catálogo. Ni tampoco utilizan de forma correcta los signos prodigiosos y milagros aprobados por la autoridad eclesiástica.


A mi modo de ver, tendrían que ocuparse y preocuparse más, de escribir-redactar biografías de santos y santas, con las metodologías históricas actuales, con lenguajes admisible y entendible por toda persona y para toda persona. Y lo mismo con los milagros y signos portentosos aprobados oficialmente.


Creo que sería un instrumento esencial para el entendimiento y difusión del cristianismo. Creo que no se aprovecha esta enorme riqueza, en todos los sentidos y para distintos finalidades y metas… incluso para entender mejor la historia, y sería bueno para todo ser humano, se sea ateo o creyente en otra religión. Para el entendimiento entre los humanos.



  1. Quizás muchos cristianos, no conocen o no han leído o no han reflexionado sobre el catecismo de 1992, dentro del mismo seno del catolicismo. Pero también otros no cristianos, u otros cristianos no católicos tampoco.


Demasiadas veces, han leído textos religiosos y libros de corrientes teológicas diversas, y lo esencial y mínimo como es el catecismo de 1992 de la Iglesia Católica, no o muy poco.



  1. Quizás la mayoría de cristianos, pueden que sepan lo que es el bien y el mal moral, y el bien o el mal moral religioso, pero no saben, no conocen metodologías o ideas sobre ascética, de tal forma, que no es suficiente saber lo que es bueno y no bueno, sino también saber como llegar a lo bueno y huir de lo no bueno. Todo conocimiento es teórico y práctico. No solo debes saber para qué funciona una rueda, y cómo está hecha, sino también como ponerla en caso de necesidad.


No saber lo que es bueno o no saberlo con razones y argumentos, y no conocer, cómo hacer lo bueno y no hacer lo malo, causa muchos sufrimientos al ser humano. Hay que conocer o saber, que no debes caer en la ebriedad, pero también como huir de ese estado de ebriedad.



  1. Preguntas a las personas o hablando en un diálogo, no sabe mucha población la teorización teológica tradicional de los siete errores morales graves espirituales, o en taxonomía tradicional los siete pecados capitales.


Y el no conocer, de forma correcta esta concepción, es más fácil que las personas caigamos en unos o en otros de estos defectos morales y espirituales, cada uno según su psicología, situación, ambiente, etc.



  1. Plantearse, realizar estudios, si se cree conveniente que ha sucedido, y si se ha gestionado de forma correcta, las miles y docenas de miles de personas, que no solo han sido cristianos, sino que han sido consagrados, personas que han estado en un instituto religioso, o incluso en el sacerdocio y, que por las razones que sean, pues dejaron esos votos o esas consagraciones. Todavía existen en el mundo, posiblemente docenas de miles, cientos de miles, sean sacerdotes que dejaron su ministerio, sean personas religiosas, hombres y mujeres. Quizás, deberían estudiar y analizar este problema, y llegar a acuerdos, o buscar cauces, para que esas personas puedan, si lo desean, quizás ofrecer parte de su tiempo para labores pastorales dentro del organigrama de las parroquias, etc.


Quizás, no todos querrían, pero quizás, un tanto por ciento muy elevado, después de años, diríamos de su salida, si les interesaría su colaboración, ya después de todos los vaivenes de la vida, en mayor o menor grado.



  1. Lo mismo que en el punto anterior, personas que hayan pasado por seminarios y noviciados, sean hombres o sean mujeres, quizás, debería estudiarse dicho problema, en cada diócesis, existirán cientos o miles de personas, en cada parroquia, quizás existan uno o varios o una docena. Y quizás, esas personas estarían dispuestas a colaborar. Quizás, esas personas, podrían ofrecer conocimientos, ideas, formación, etc., en algún ámbito del organigrama de una diócesis, pero quizás, muchas de esas personas, no se atreven a acercarse del todo otra vez, al paraguas y árbol de la Iglesia. Quizás, podría colaborar como profesores o maestros, o en otros cargos y cargas, quizás, incluso sin estipendio económico. Quizás, podría ofrecer ideas y sugerencias…


Pero sea lo que sea, quizás el cristianismo, no ha abordado, por diversas razones, todas esas personas, que no solo son o han sido cristianos, sino que tuvieron una consagración con votos o sin ellos, o un segundo grupo, que estuvieron varios años en seminarios y noviciados, y que quizás, podrían ofrecer, y muchas de esas personas querrían ayudar a distintas labores pastorales o de enseñanza, sin recibir estipendios. Quizás, aquí habría un capítulo abierto a estudio. Quizás, pensarán como siempre, que esas personas si quieren algo de esto, ellas se acercarán libremente, a las parroquias, a los diversos grupos, etc. Pero quizás, este modo de pensar, en un tanto por ciento de esas personas, no lo harían, por diversas razones, más bien esperan la oferta de las diferentes responsables de las jerarquías, aunque sean parroquiales, centros de formación, etc.


Quizás, sea un grave error, desaprovechar a miles o docenas de miles de personas, que todavía tienen una cierta edad, edad de madureza, experiencia, conocimientos, voluntad, etc. Quizás sea un error, no abordar este problema, y no tardando mucho, porque cada vez irán quedando menos… (Por supuesto este artículo habría que complementarlo, si a algún lector le interesa, con el resto de capítulos de este mismo tema, y desde luego con otros que se complementan).