Autoescuelas de Valladolid piden desconvocar la huelga de examinadores de tráfico

Autoescuelas de Valladolid piden desconvocar la huelga de examinadores de tráfico

|

La Asociación Profesional de Empresarios de Autoescuelas de Valladolid (APAEVA) ha pedido que se desconvoque la huelga de examinadores de tráfico. Para este colectivo, las medidas tomadas en el último Consejo de Ministros van en la dirección correcta, “aunque no pueda darse, ni mucho menos, por resuelto el problema de la escasez de examinadores de Tráfico”.


El Gobierno aprobó el viernes pasado la creación de una especialidad de Tráfico dentro del Cuerpo General Administrativo de la Administración General del Estado (AGE), adscrita al subgrupo C1 de funcionarios del Estado. También aprobó dos convocatorias de más de 500 plazas de examinadores; la primera consistente en 435 plazas de promoción interna y la segunda, en 70 plazas de acceso libre. (Ambas aparecieron en el BOE el sábado 8 de julio).


Mediante la primera se trata de que el 60% de los examinadores actuales pasen del subgrupo C2 al subgrupo C1. La segunda pretende (citamos textualmente) «dar solución a la escasez de examinadores que en la actualidad sufre el Organismo (la DGT), especialmente en las provincias deficitarias de este personal».


Una OEP que debe ser seguida de otras


La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), por boca de su presidente, José Miguel Báez, se felicitó por la convocatoria extraordinaria de la mencionada oferta de empleo público, pues «va en la buena dirección y permitirá ganar tiempo, ya que se hará con cargo a los presupuestos de este año. Al final, las autoridades nos han hecho caso».


«Sin embargo –matizó–, 70 nuevos examinadores no son como para justificar la euforia del director general de Tráfico, Gregorio Serrano. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, reconoció no hace mucho en sede parlamentaria que hacían falta como mínimo 176 nuevos examinadores, y con toda probabilidad se quedaba bastante corto. Ahora el Gobierno anuncia 70, una cifra similar a la de los funcionarios que se jubilan este año.»


«Además, el proceso de selección y formación se dilatará como poco hasta bien entrado 2018 y durante ese tiempo continuará el goteo de jubilaciones de examinadores. Estamos hablando de lo comido por lo servido, por lo que este esfuerzo inicial no solucionará nada, si no continúa en años venideros. Mientras tanto, la gestión del servicio de exámenes de la DGT debe optimizar los escasos recursos actuales (horas extraordinarias, examinadores itinerantes, etc.)».