Un acuario de corriente para conocer la vida en el río

Un acuario de corriente para conocer la vida en el río

|

Conocer con más detalle la vida en el río, de una manera didáctica y con un enfoque mucho más profundo que los acuarios tradicionales. Ese es uno de los objetivos del nuevo acuario de corriente que ha estrenado la Casa del Río del Museo de la Ciencia de Valladolid, donde se forman torbellinos, hay rápidos y saltos unidos a las irregularidades del lecho y las orillas, además de los obstáculos que encuentra a su paso el agua y los inquilinos del acuario, varios peces que se mueven a su antojo en un espacio que es de los pocos de este tipo en España.


Este acuario imita estas condiciones naturales gracias a la incorporación de elementos transversales a la corriente, un caudal variable en circulación continua y una decoración realista realizada, de forma manual, por el biólogo y conservador de la Casa del Río, José Antonio García, que ha explicado que el proyecto surge “de una idea que teníamos desde hace tiempo de recrear una sección transversal de un río, porque los acuarios no dejan de ser cajas y las condiciones que se reproducen no son las mismas, sin embargo aquí si se tiene una idea más próxima a la vida en un río, por eso va a ser muy didáctico”.


acuario corriente casa rio museo ciencia valladolid 11Todo ello ayuda a crear zonas de turbulencias y facilitar que los peces tengan un comportamiento similar al que mostrarían en una corriente de agua natural, adaptando sus movimientos a las distintas condiciones con que se encuentran en cada sección de cauce recreado. Para ello utilizan los diferentes obstáculos y rugosidades del sustrato, así como su propia morfología hidrodinámica, que les permite, por ejemplo, enfrentarse a aguas rápidas sin demasiado esfuerzo, pegarse al fondo o remontar obstáculos. Escenas que los visitantes podrán observar desde las diferentes perspectivas del acuario.


Este nuevo módulo se suma a los 10 acuarios, 2 terrarios, un acuaterrario y el estanque ya existentes en la Casa del Río. Un espacio que forma parte de la oferta permanente del Museo y cuyo objetivo es divulgar las características de los ecosistemas fluviales, especialmente el del río que pasa por Valladolid, el Pisuerga.


La concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo, ha ensalzado la importancia de que la Casa del Río cuente con un acuario de corriente, “que es muy poco habitual y que va a ser un elemento muy atractivo e interesante para el público infantil”.


Características técnicas


•    Urna de 250 largo x 80 ancho x 50 alto
•    Dos rampas de cuarenta centímetros de anchura con pendientes en torno al 6%, que permiten recrear alrededor de 4,5 metros de cauce con una sección de cuarenta centímetros y un calado que oscila entre los doce y los cinco centímetros, aproximadamente.
•    Caudal variable de entre 8.000 y 15.000 litros-hora en circulación continua, lo que permite reproducir distintas situaciones de corriente
•    Decoración realista que simula el lecho y las márgenes de un cauce real
•    Posibilidad de observación por parte del público por las 4 caras del acuario
•    Realización artesanal


Talleres nocturnos ‘Cuando el río duerme’


La Casa del Río acogerá los talleres nocturnos ‘Cuando el río duerme’. Una propuesta del Museo de la Ciencia y Aguas de Valladolid en la que los más pequeños, de 7 a 11 años, disfrutarán de una noche diferente en la Casa del Río.


Los participantes conocerán de cerca a los habitantes de la Casa del Río (sapos, tritones, cangrejos, carpas…), realizarán diferentes y divertidos juegos relacionados con el ecosistema fluvial, disfrutarán de una proyección astronómica y ‘acamparán’ entre acuarios.


Esta actividad, para la que será necesario inscribirse previamente, tendrá lugar las noches del 9 al 10 y del 16 al 17 de junio, en horario de 20 h del viernes, a 9 – 9:30 horas del sábado. El precio, que incluye cena del viernes y desayuno del sábado, es de 30 euros. (20 euros, para 'Amigos del Museo).